La Calle 61 ahora se llama “Padres Jesuitas – San Ignacio de Loyola”

Municipio_Quilmes

Por iniciativa de los integrantes de la Escuela de Educación Media “San Ignacio de Loyola” de Pueblo Nuevo, ahora la calle 61 brinda homenaje a los miembros de la Compañía de Jesús, que significó uno de los primeros focos poblacionales de Hudson, y a su padre fundador. De la imposición de nombre participó el presidente del Honorable Concejo Deliberante de Berazategui, Juan José Mussi.  

El acto se desarrolló en el ingreso de la institución que llevó adelante esta propuesta y la esquina de 161 y 61 donde inicia la rebautizada arteria que continúa hacia el Río, y contó con la participación de toda la comunidad educativa y vecinos de la zona, partícipes importantes de que esto se hiciera realidad y terminara siendo aprobado por ordenanza municipal.

Al respecto de cómo comenzó a gestarse la idea, Analía Chiacchio, docente de la Escuela explicó: “En el año 2010, en el Bicentenario, desde el Ministerio de Educación proponían trabajar con la premisa: ¿Qué pasaba en tu comunidad en 1810? Y descubrimos que ya en 1650 se habían donado unos terrenos en la zona a los padres de la Compañía de Jesús. Eso nos intrigó muchísimo porque el colegio lleva el nombre de su fundador y descubrimos que ellos tuvieron una estancia con animales, que había una capilla donde se anotaron los nacimientos, casamientos, y hasta defunciones de los pocos habitantes que había”.

Además, sobre cómo una investigación escolar llegó a convertirse en ordenanza municipal, Chiacchio comentó: “Vimos que en Berazategui había calles que comenzaban a llevar nombres relacionados con la historia local y entonces dijimos por qué no colocarle ‘San Ignacio de Loyola’ a la calle 61, que está muy cerca de la escuela que tiene el mismo nombre y que atraviesa la parroquia Nuestra Señora del Milagro”.

En tanto, el Dr. Juan José Mussi, quien estuvo compartiendo esta jornada, señaló: “Nosotros, en el Concejo Deliberante, nos hicimos eco de la iniciativa que llevaron adelante desde la Escuela, con vecinos, padres, que vinieron con esa inquietud, y rápidamente les dijimos que sí”. 

Además, agregó: “En el Municipio estamos cambiando la tónica y comenzamos a reconocer a personajes importantes para el barrio; y nos dimos cuenta que en todos hay muchos héroes anónimos que están en el sentimiento de los vecinos”. Y para finalizar, afirmó: “Gobernar es también recordar, porque no podemos ignorar nuestro pasado, los pueblos que no recuerdan su pasado no tienen futuro”.