Berazategui avanza con capacitaciones para llevar más “Kioscos Saludables” a las escuelas

Durante una jornada en el Municipio, se entregaron 67 certificados de participación a los responsables de los “Kioscos Saludables” en establecimientos educativos. La capacitación fue organizada por el Consejo Escolar y trató sobre “buenas prácticas en la manipulación de alimentos”.

El precandidato a Intendente por el Frente para Todos, Juan José Mussi, estuvo presente y destacó: “´kioscos saludables´ no es un Programa improvisado, no es que se nos ocurrió en el Municipio que los establecimientos educativos tengan la obligación de vender productos sanos. Estamos haciendo prevención en materia de salud”, y argumentó sobre la importancia de esta política pública: “Esto tiene una larga historia. Allá por 1994, hace 25 años, yo era Ministro de Salud de la provincia, habíamos creado por iniciativa de la directora del Hospital de Niños, un consultorio con un laboratorio para empezar a estudiar los efectos de la alimentación en los chicos. Nos encontramos con chicos de siete, ocho y diez años, con colesterol y lípidos altos, algunos tenían obesidad. Nos habíamos propuesto hacer un seguimiento para ver en qué medida repercutía una dieta saludable en la salud. Fuimos a averiguar luego de varios años y los que hicieron tratamiento con una dieta, habían normalizado los valores en sangre. Los que no se habían cuidado seguían teniendo alteraciones, y algunas manifestaciones arteriales. Es por este motivo, que digo que con estas iniciativas estamos haciendo prevención en materia de salud”.

La jornada fue organizada por el Consejo Escolar en el marco de la ordenanza N° 5.634, que establece la incorporación del Programa “Kioscos Saludables” en establecimientos educativos y otros organismos públicos.

En relación a eso, el presidente del Consejo Escolar, Héctor Peñalva, manifestó: “Como dijo el Dr.  Mussi, la alimentación repercute directamente en la salud. Estamos muy felices de que ya 60 instituciones hayan adherido a esta iniciativa. Esto es un trabajo que lleva adelante el equipo de consejeros y Sergio Romero, quien se puso al hombro el trabajo de ofrecer, convencer, difundir y poner en actos esta propuesta. De aquí y desde hace dos años atrás, es obligación ofrecer en las escuelas alimentos que satisfaga la demanda saludable”.

Por su parte, Susana Chiarelli, inspectora distrital, expresó: “Es un placer acompañar este proyecto que surgió de una escuela y que hoy tiene gran impacto. Desde la Municipalidad hubo una gran recepción y a través del Concejo Deliberante la sanción de la ordenanza para hacerla cumplir. Porque es fundamente que a través las escuelas se enseñe sobre alimentación para los niños, los jóvenes adolescentes y también para los adultos.”

Mariana Zimmariello, también inspectora distrital presente en la actividad, dijo: “El impacto fue muy positivo por dos partes: una porque permite a la gente aprender. La alimentación es fundamental, sobre todo con la situación que viven nuestros chicos, que muchos se alimentan prácticamente en la escuela, es importante que coman saludable, en cantidades adecuadas y con todas las medidas de higiene que corresponde. Esto nos beneficia a todos porque un chico que se alimenta bien tiene una mejor calidad de vida además de brindarle mejores condiciones de aprender. Y por otro lado, es positivo porque nos permite tener gente capacitada para hacer este trabajo que impacta en la calidad de vida y la alimentación de los estudiantes. Para eso hay que aprender y como siempre el Municipio ofrece propuestas, que son enriquecedoras y que permiten a la gente capacitarse para darle a las escuelas un mejor servicio y poder trabajar mejor.”

Beatriz Cabaña, kiosquera de la Escuela Primaria Nº 33, una de las personas que recibió la capacitación, comentó: “Este cursome sirvió para saber más sobre higiene y cómo tratar y explicarles a los niños las comidas saludables que ofrecemos en el kiosco. Tanto a mí, como a la gente que participó les fue de mucha utilidad.”

Por último, Marisa Galeano, integrante de la Cooperadora de la Escuela Primaria Nº 35, dijo: “Me pareció muy bueno tanto para las escuelas primarias como para las secundarias porque colaboramos en la alimentación de los chicos. En nuestra institución hace unos años que lo estamos haciendo. Me pareció interesantísimo tenemos barra de cereales; alguna golosina, pero en la medida justa, y lo bueno es que ya están acostumbrados a comer cosas ricas y saludables.”