La imagen de la Virgen de Luján que estuvo en Malvinas visitó la Diócesis de Quilmes

Municipio_Quilmes

El miércoles 6 y jueves 7 de noviembre la imagen de la Virgen de Luján que estuvo en las Islas Malvinas durante el conflicto bélico visitó la Diócesis de Quilmes: emotivo recibimientos y sentida misa congregaron a numerosas personas que se acercaron a pedir y a agradecer a la patrona de la Argentina.

El miércoles, minutos después de las 20, una multitud la recibió en el monumento a los héroes de Malvinas del Cruce Varela, desde donde se originó la procesión hasta la Parroquia Inmaculada Concepción de la Medalla Milagrosa de Florencio Varela.

El jueves se realizaron la conferencia de prensa, las charlas del veterano Jorge Palacios y el Capellán en Malvinas Vicente Martínez Torrens, y la misa. Participaron los obispos de Quilmes Carlos Tissera y Marcelo Margni, el Padre Martínez Torrens, el Capellán Mayor de la Fuerza Aérea César Tauro, el párroco Miguel Hrymacz, y una decena de sacerdotes y diáconos de la diócesis de Quilmes. También estuvieron presentes el intendente de Florencio Varela Andrés Watson, veteranos de Malvinas, y el fundador y presidente del grupo “La fe del Centurión” Daniel Doronzoro.

El Padre Obispo Tissera homenajeó a los veteranos de guerra y recordó a los que fallecieron en batalla y durante los años sucesivos. También invitó a confiar en (la Virgen) María. El Presbítero Martínez Torrens se explayó con anécdotas de la guerra e ilustró la heroidicidad de los jóvenes que defendieron al país. Y Doronzoro compartió el proyecto que “La fe del Centurión” presentó al Papa para hacer un encuentro ecuménico en las Islas Malvinas en 2021, con las Iglesias Católicas y Anglicanas de Argentina y Reino Unido. Se espera que el Obispo Castrense británico responda a este pedido en los primeros peses del año próximo.

La Virgen de Luján que visitó la diócesis de Quilmes es la imagen que llegó a las Malvinas una semana después del desembarco de los soldados argentinos, y que luego de la guerra los ingleses la llevaron a la sede del obispado castrense de su país, a la Catedral de San Miguel y San Jorge de Aldershot. El Papa Francisco la bendijo el 30 de octubre y regresó a nuestro país el lunes pasado, luego de 37 años, gracias a las gestiones del obispado castrense argentino, y a la idea de “La fe del Centurión”, que es un grupo que se fundó en la Diócesis de Quilmes para acompañar y sostener a los veteranos de la guerra de Malvinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *