El Torneo Evita de Berazategui, una pasión de más de 30 años

Municipio_Quilmes

Hace unos días se vivió una gran fiesta en el Gimnasio del Club Ducilo, donde se desarrolló la entrega de trofeos del “Campeonato de fútbol Infantil Evita” de Berazategui. Allí, los principales protagonistas fueron los miles de niños, de entre 6 y 15 años de edad, que durante el transcurso de la temporada representaron a más de medio centenar de clubes que participan de este ya tradicional certamen, que ininterrumpidamente se organiza en el distrito desde 1988.

Es por eso que las camisetas y las banderas que enmarcaron la festiva jornada fueron de las más variadas, aunque acompañadas por el mismo calor y folklore que se vive cada fin de semana en estas instituciones de barrio, con sus clásicas canciones de cancha, al ritmo de bombos, platillos, redoblantes y trompetas, además de ese profundo e inquebrantable sentimiento de pertenencia hacia sus colores.

Si bien el primer torneo infantil de Berazategui se llevó adelante en 1982, con la participación de seis clubes, fue en 1988 cuando el entonces intendente municipal Juan José Mussi organizó el “Campeonato de fútbol Infantil Evita”, que comenzó con 14 equipos, hasta que en 1990 se sumaron clubes de Quilmes y Florencio Varela.

Poco tiempo después se modificó el reglamento, con el fin de que la competencia volviera a estar exclusivamente consagrada a clubes de Berazategui. Por entonces, el campeonato había crecido exponencialmente, con la participación de casi 60 equipos de prácticamente todos los barrios del distrito, que ya desde ese momento contaban con un fuerte apoyo por parte del Municipio.

A partir de 2003, el Torneo se dividió en zonas -según la clasificación- y se decidió que los equipos participantes solamente puedan incorporar a sus planteles jugadores domiciliados en Berazategui, sin excepción. Un año más tarde, en 2004, y jerarquizando aún más el certamen, los árbitros fueron contratados como empleados municipales.

Se estima que más de 150 mil jugadores ya pasaron por este tradicional campeonato, que en estos 31 años logró nutrir de grandes talentos al fútbol argentino, en todas sus categorías, como por ejemplo los recordados delanteros de Independiente, Francisco “Panchito” Guerrero y Javier “La Chancha” Mazzoni, o la joven promesa Alan Velasco (16), quien actualmente también se destaca en el ataque del Rojo de Avellaneda y acaba de participar del Mundial Sub-17, disputado en Brasil.

“Particularmente, yo fui uno de los miles de chicos que pasaron por este certamen que creó Juan José (Mussi) tras ser electo por primera vez Intendente, cuando aquí no había nada y los berazateguenses tenían que pagar para jugar en torneos privados. Por eso, en momentos como los actuales, en los que solo se escuchan malas noticias y cuando muchos toman a los clubes de barrio como un gasto, en Berazategui vamos a seguir invirtiendo en el Torneo Evita. Sí, aunque haya crisis, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que este campeonato siga existiendo de forma gratuita, porque no queremos que ningún pibe quede afuera del alambrado”, manifiesta el intendente Juan Patricio Mussi.

Es así que, hoy en día, la Municipalidad de Berazategui destina anualmente una considerable suma de recursos económicos entre los diferentes clubes del certamen. Sobre todo desde el año pasado, cuando se implementó reemplazar la inversión en trofeos por dinero para la compra de materiales deportivos, de construcción o mobiliarios para cada una de las sedes.

Actualmente, organizada por la Subsecretaría de Deportes municipal, la competencia cuenta con 54 clubes, con un promedio de 5.800 futbolistas fichados, a los que se suman los 648 de la categoría promocional (2012) que se incorporaron en la presente temporada. Los encuentros, en tanto, se disputan todos los domingos, en dos tiempos de 20 minutos, con 7 jugadores por equipo (aunque pueden ser 6 u 8, dependiendo de cada una de las categorías, que en total son diez).

Uno de los pioneros del certamen

Casi simultáneamente con el inicio de esta liga municipal, el 4 de febrero de 1989 nació en Hudson (y casi sin querer) uno de los equipos más laureados y con mayor número de participaciones en la competencia: el Club “Kennedy Norte”.

“Con un grupo de vecinos habíamos formado una nueva comisión directiva para la Sociedad de Fomento del barrio, ese era nuestro objetivo. Sin embargo, perdimos por 4 votos. Pero decidimos no quedarnos de brazos cruzados y formar esta institución. A partir de entonces, empezamos a participar del Torneo Evita. Me acuerdo que en aquellos tiempos llevábamos a los chicos a las canchas en un camión del corralón”, recuerda Manuel Canto (78), presidente de esta entidad social y deportiva, y uno de los pioneros de este campeonato de fútbol infantil.

“Siempre hemos tenido la ayuda de la Municipalidad, incluso hasta en momentos muy difíciles para el país. Al principio, a través de varios subsidios, que nos servían para comprar pintura, refaccionar nuestras instituciones y hacer siempre alguna que otra cosita en beneficio de los chicos. Actualmente, con lo difícil que está la situación económica, Berazategui continuó apostando a los clubes de barrio y, desde el año pasado, cada una de las instituciones comenzamos a recibir anualmente una suma fija de dinero por parte del Municipio, lo que nos ayuda muchísimo”, explica Manuel, y agrega: “Gracias a eso, nosotros ya hicimos el piso de afuera y compramos todos los materiales para hacer los baños y los vestuarios nuevos”.

Finalmente, Canto, quien durante el acto de premiación fue reconocido, junto a otros 10 delegados, por su destacada labor a lo largo de la historia de este campeonato, analizó: “El Torneo ‘Evita’ me ha dado muchísimas satisfacciones, como ver crecer a los chicos y poder estar con ellos, acompañándolos todos los fines de semana, cuando juegan de local y también de visitante. A veces, me cruzo con personas que me saludan muy afectuosamente y para mí es un orgullo cuando me cuentan que jugaron en el Club. Porque, más allá de la gran cantidad de trofeos que hemos conquistado en tantos años de competencia, ese ha sido siempre nuestro principal objetivo: que los chicos se diviertan en una cancha y, de esta manera, como dice el Dr. Mussi, alejarlos de los peligros de la calle”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *