Juzgan a un joven acusado de prender fuego e intentar asesinar a su novia en Quilmes

Municipio_Quilmes

Un joven de 24 años comenzará a ser juzgado este lunes en los Tribunales de Quilmes, acusado de haber intentado asesinar en enero de 2017 a su novia, quien sufrió quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo, informaron fuentes judiciales.

La audiencia comenzará a las 9 en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de esa ciudad, ubicado en el edificio judicial de Leandro N. Alem 419, y tendrá a Ezequiel Farina (24) sentado en el banquillo de los acusados.

El hombre será juzgado por el delito de “tentativa de homicidio agravado por violencia de género y por el propósito de causar sufrimiento a la víctima”, Gina Certoma (22), quien fue dada de alta luego de permanecer cuatro meses bajo tratamiento médico tras el ataque.

Según los voceros, la fiscal María de los Ángeles Attarian Mena pedirá que condenen a Farina por esos cargos, que prevén una pena de entre diez y quince años de prisión.

La madre de la víctima, Sara Grill, explicó a Télam que desde que su hija fue dada de alta “siguió haciendo tratamientos fisioterapéuticos y le realizaron varias cirugías” y que “va a tener unas cuantas más”, porque los médicos “tienen que esperar que se regenere piel nueva” que puedan utilizar para reconstruir las zonas de su cuerpo que quedaron lesionadas.

Tras la postergación del juicio, cuyo inicio estaba previsto para el pasado miércoles 27, señaló que “Gina está muy nerviosa, presionada y ansiosa, y estaba preparada psicológicamente para empezar con todo esto” la semana última, lo cual “la perturbó, sabiendo que tenía que esperar unos cuantos días más”.

“Emocionalmente está angustiada por tener que enfrentar de nuevo toda esta situación, que no es buena para nadie, tener que revivir todo, ya que ella sigue teniendo pesadillas y hay días que duerme mal, pero creo que es lo lógico en toda persona que haya sufrido un ataque así de brutal”, agregó.

Sara agradeció el “apoyo de asociaciones, movimientos y organizaciones” para visibilizar el caso y afirmó que Gina “peleó por su vida con una enorme fortaleza, con un lento proceso de recuperación”.

“Sabemos que lo que vivió mi hija es una de las peores formas en las que se expresa la violencia machista, por la que muere una mujer por día en nuestro país”, expresó la mujer.

El hecho que se ventilará en el juicio se descubrió el 2 de enero de 2017, cuando agentes de la comisaría 9na. de Parque Calchaquí y personal de Bomberos de Quilmes fueron alertados de un incendio en una vivienda ubicada en la calle 342 al 3300, entre 382 y 383.

Al llegar al lugar y extinguir el fuego, el personal encontró a la joven y a su novio, ambos heridos por las quemaduras, por lo que fueron trasladados al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde ella fue intubada para mejorar su función respiratoria, mientras que él fue atendido por quemaduras en sus manos.

Farina fue aprehendido tras establecerse mediante testigos que poco antes de iniciarse el fuego mantuvo una discusión con la víctima, y que días antes la había golpeado.

El acusado se negó a declarar ante la fiscal Ximena Santoro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Quilmes, quien en ese momento pidió la conversión de la aprehensión del joven en detención, la cual fue concedida por el juez de Garantías Marcelo Goldberg.

Gina Certoma fue luego trasladada al Centro de Excelencia para la Atención de Quemaduras (CEPAQ) del Hospital Alemán, donde los médicos diagnosticaron que tenía lesiones “en cara, en manos, en miembros superiores completos, inferiores, abdomen y espalda”, y que el 20 por ciento de ellas “fueron profundas y las restantes fueron intermedias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *