La calificadora Moody’s pronostica que Argentina decrecerá 2,5% en 2020 pero mejora respecto de 2019

Municipio_Quilmes_2020

Un informe de la agencia calificadora de riesgo Moody’s consideró que la Argentina decrecerá 2,5% en 2020 y terminaría el 2019 un una caída de 3,8%, según los pronósticos difundidos hoy en el informe titulado “Perspectiva negativa para América Latina y el Caribe en 2020 ante creciente descontento social y bajo crecimiento”.

Según ese reporte, Argentina y Nicaragua serán los únicos países de la región de América Latina que no verán crecer sus economías en el 2020 si bien el dato alentador es que se espera una caída menor a la alcanzada en 2019, para ambas economías.

En cuanto al resto, se prevé que en la mayoría de los países de la región haya un repunte de la economía respecto del 2019 de más de 2%.

“La perspectiva de MoodyÂ’s Investors Service para la calidad crediticia soberana de América Latina y el Caribe en 2020 es negativa, reflejando sus expectativas de las condiciones crediticias fundamentales que habrán de incidir en el crédito soberano en los próximos 12 a 18 meses”, expresó la calificadora en un informe.

De esta forma, “en 2020, la mayoría de las economías de América Latina crecerán a tasas más altas que en 2019, registrando un crecimiento real anual del PIB en el rango de 2,5%-3,5%,” indicó Renzo Merino, vicepresidente asistente de Moody’s.

Sin embargo, advirtió que “el creciente riesgo político en la región aunado a los vientos externos en contra, representan importantes riesgos a la baja para la perspectiva de crecimiento”.

Adicionalmente, expresó que “en el futuro previsible, el crecimiento de tendencia se mantendrá por debajo de los niveles vistos en los últimos 20 años y el bajo crecimiento complicará la gestión fiscal para la mayoría de los soberanos de la región”, expresó el analista de la agencia.

Para MoodyÂ’s, la mayoría de los gobiernos de América Latina disminuirá su déficit fiscal o lo mantendrá en niveles similares a los de 2019. Sin embargo, “debido a que sólo algunos soberanos reportarán balances primarios suficientes para estabilizar sus indicadores de deuda en 2020, Moody’s no espera que los gobiernos reconstruyan el espacio fiscal que perdieron en años recientes”.

Consecuentemente, la mayoría de los soberanos de América Latina tendrá capacidad limitada para implementar políticas contracíclicas para responder ante choques potenciales.

Las mejores estructuras de deuda y los perfiles de vencimiento extendidos a más largo plazo, ayudarán a mitigar los riesgos crediticios asociados con niveles de deuda gubernamental más elevados.

Por último, la calificadora advirtió que “el descontento social limitará la capacidad de los gobiernos de establecer medidas que generen una consolidación fiscal sustancial”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *