Los médicos de los hospitales bonaerenses reclamaron aumento salarial y cláusula gatillo

Municipio_Quilmes_2020

Los profesionales de la salud de los 80 hospitales públicos bonaerenses reclamaron un aumento salarial y la aplicación de la “cláusula gatillo” para actualización de haberes, en la primera reunión paritaria en la que el ministro provincial del área, Daniel Gollan se comprometió a regularizar la situación del personal precarizado.

En el primer encuentro por haberes y cuestiones laborales de los médicos de la Cicop con Gollán también estuvieron la ministra de Trabajo provincial, Mara Ruiz Malec, y su par de Economía, Pablo López.

El secretario gremial de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop), Pablo Maciel, explicó que “en esta primera reunión planteamos la acuciante situación salarial que atraviesa el sector luego de haber perdido un 35% de nuestro salario”.

“Además de plantear la recuperación de lo perdido, proponemos la cláusula gatillo para no volver a perder frente a la inflación de aquí en adelante”, puntualizó.

Remarcó que exhibieron también “reclamos extra-salariales que tienen que ver con condiciones de trabajo y propusimos la puesta en funcionamiento de mesas de trabajo especificas, que fueron acordadas y comenzarán la semana que viene”.

“Habrá una mesa de trabajo sobre tema violencia, ya que han recrudecido los hechos de violencia” contra médicos, “y también la puesta en marcha de una mesa sobre desgaste laboral para regularizar la situación previsional que está sin resolverse desde 2015”, detalló Maciel.

El dirigente hospitalario expresó que en la reunión “el gobierno dejó en claro que la pauta salarial se discutirá el viernes en la paritaria general del Estado, y el ministro Gollán asumió el compromiso de regularizar la situación de los precarizados de nuestro sector”.

Gollán había vaticinado antes del encuentro que la paritaria con los médicos de los hospitales públicos de la provincia iba a ser “tranquila” y reconoció que los salarios del sector sufrieron “una pérdida del poder adquisitivo”.

“La relación con los gremios es muy buena”, dijo el ministro de Salud a radio El Destape, y sostuvo que se tomarán en cuenta “las reivindicaciones históricas que tienen que ver no sólo con lo salarial sino con condiciones de trabajo y personal que falta en los hospitales”.

El funcionario había aclarado además que “no tenemos un número” de propuesta de aumento salarial para la paritaria, pero admitió que “hay una pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores de salud muy grande”.

Gollán explicó que “estamos en un piso salarial de 36.000 pesos, lo cual es muy bajo” y sostuvo que se trabajará “para establecer una recuperación progresiva de lo que se fue perdiendo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *