Trabajadores independientes destacaron el Ingreso Familiar de Emergencia

Municipio_Quilmes_2020

Trabajadores independientes y de la economía popular coincidieron hoy en que la medida del Gobierno nacional de establecer el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es un “oxígeno” necesario para 3,6 millones de personas que trabajan en ese sector, aunque señalaron que aún son necesarias políticas de fondo.

El Gobierno nacional anunció ayer la creación del (IFE) que consistirá en un pago único de $10 mil para trabajadores informales, empleadas domésticas y monotributistas inscriptos en categorías A y B que beneficiará a 3,6 millones de hogares.

La medida es un “oxígeno”, afirmó el titular del sindicato de feriantes, Walter Godoy, para agregar que “para el feriante, puestero, que vive día a día, $10.000 es un platal y le permite respirar un montón”.

No obstante, sostuvo que todavía no estaban las planillas en Anses para anotarse y que no saben aún cómo se va a implementar la medida, porque los feriantes no están registrados en el sistema y ni bancarizados.

“No queremos causarle problemas al Estado”, agregó Godoy en diálogo con Télam, pero marcó acciones municipales, como en el partido bonaerense de “Ezeiza, donde el canon que paga una de las ferias por mes, pasó de $1.900 a $6.700”.

El dirigente agregó que en un estudio que están realizando junto a la Universidad Católica Argentina (UCA) “está comprobado que el de las ferias tiene un peso relevante para que arranque la economía cuando termine la pandemia”, en particular dentro de la actividad informal.

Godoy resaltó que en ese trabajo se asegura que con la regularización de los feriantes que permitirían el ingreso de cientos de miles de trabajadores al sistema, más la trazabilidad de la mercadería, “el erario público va a recibir más de $13.000 millones” en recaudación por una economía blanqueada.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, Esteban Castro, dijo a Télam que la inyección de plata en los consumidores “es un pedido del sector porque al que vive de changas, se le cortó la diaria y no hay manera de que esa gente pueda comer”:

De todos modos, reconoció que la medida “sirve para tirar unos días” y señaló que “el Gobierno tiene que estar dosificando la plata que baja, porque va a haber mucho problema” ante el impacto del aislamiento masivo para combatir la pandemia.

“Hoy en día lo más importante es olvidarse del déficit fiscal y poner plata en el bolsillo de los trabajadores para que coman”, señaló Castro al explicar que “las redes de contención reflejan un ir y venir de gente que busca la vianda; si hay plata se organiza de mejor forma”.

“Entonces hay que pensar en un Estado presente y en articulaciones con las organizaciones del pueblo; llamar al diálogo y tienen que estar presente la visión de los pueblos originarios, de las asociaciones barriales, de la industria, de todos”, agregó.

Por su parte, Jackie Flores, titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep) y coordinadora del Programa de Promotoras Ambientales, remarcó que “el asistencialismo no es el camino” y aseveró que “el anuncio del gobierno no es la solución”.

Al respecto, dijo que no sólo porque el importe es “escaso” sino porque “los barrios no tienen agua, y se pide que se laven las manos; los barrios tienen dengue, tienen hambre”.

La referente pidió también una mayor participación de los ministerios de las mujeres, tanto a nivel nacional como provincial, en la definición de las acciones porque “no pueden dejar en cuarentena a las mujeres con el violento adentro de la casa”:

“Nuestra lucha es contra todas las violencias; por eso el Ministerio de la Mujer, tiene que convocar a una mesa de trabajo; no vamos a permitir que signa pensando por nosotras”; afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *