SUAV LAVOZDELGRITO

mor2

 DEPORTES


Proyecto Fulbito: deporte, inclusión y valores para los más chicos en el Club Tucumán

Todos los sábados a la mañana, decenas de chicos de entre 5 y 12 años se reúnen en el Club Tucumán de Quilmes para disfrutar de la pasión del fútbol. Juegan, se divierten y al hacerlo aprenden algo que no se limita a correr atrás de una pelota: espíritu de equipo, inclusión y respeto por los compañeros y por los rivales. Eso es el Proyecto Fulbito, una iniciativa que desde su creación en el año 2016 busca integrar a los chicos del barrio y de otras zonas de Quilmes en una práctica deportiva.

En palabras de su creador y coordinador, Alejandro Andrada, “el Proyecto Fulbito nació con el propósito de que los chicos tuvieran un lugar donde venir a divertirse y generaran un sentido de pertenencia con el Club Tucumán. Veníamos de algunos años en los que el club se había alejado de su arraigo entre los vecinos y quisimos recuperar esa mística que estuvo presente desde la creación en 1935. Además, siempre tuvimos en mente a aquellos chicos que no tenían cómo pagar una escuelita de fútbol privada”. En este sentido, Andrada señala que el único requisito para sumarse es que los chicos se asocien por un año al club, con el pago de la cuota social de valor prácticamente simbólico.

Actualmente asisten al Proyecto Fulbito unos 80 chicos divididos en grupos según sus edades. Bajo mirada de los profesores Lucas Dabanovic y Martín Navarro, que dirigen la escuelita, las ocho categorías desarrollan ejercicios y prácticas con la pelota y disfrutan jugando en la cancha de fútbol 5 del club. De la iniciativa también participan chicos con capacidades diferentes, que son integrados en el marco de todas las actividades. Asimismo, el calendario del Proyecto Fulbito incluye algunas fechas en las que se realizan partidos amistosos contra escuelitas de otros clubes quilmeños, en lo que es una sana competencia que a la vez ayuda a afianzar el respeto entre todos los participantes.

El proyecto, que durante 2018 funcionó con sus cupos completos por la gran afluencia de chicos, también tiene el desafío de promover lazos familiares en los que los padres entiendan que el objetivo principal no es formar equipos exitosos ni estrellas del fútbol, sino crear momentos felices para los niños. La culminación de la temporada tendrá lugar a mediados de diciembre en la sede del Club Tucumán, con un cierre de año en el que se entregarán trofeos a todos los chicos participantes.

Así, sábado tras sábado a lo largo de todo el año, los chicos del Proyecto Fulbito renuevan su pasión por el fútbol y son incluidos en el tradicional club del barrio La Colonia. Con pasión y amor por el fútbol, la iniciativa brinda a los chicos de la comunidad una posibilidad de divertirse, acercarse los secretos de la pelota y saber que lo importante, más que competir, es aprender a integrar a compañeros y ganar amigos.

pirotecnia 262x218

abuelas

AVISO ODDONE INTERIOR2

 ESCRIBINOS




 BUSCANOS EN FACEBOOK


 SEGUINOS EN TWITTER