SUAV LAVOZDELGRITO

mor2

 OPINIÓN


La “cerradura” de la unidad - por Jorge Voytovich



El Peronismo no es solamente un sello electoralista. Sino una doctrina. Es el partido que históricamente desde 1943 a acumulado la participación de los sectores más dinámicos de la sociedad, el “subsuelo de la patria”, los cabecitas negras, los descamisados. Las mujeres organizando la rama femenina del partido para lograr el voto femenino. Con la participación masiva de estos sectores populares basto, para que, en nuestro país, la soberanía política, la independencia económica y la justicia social fueran el dogma en la cual la Argentina de la post guerra se basó para construir una patria para todos.

Desde el 54% obtenido en 2011, el Peronismo comenzó un proceso de degradación desde el poder, siendo gobierno. Diferentes corrientes interna del partido se alejan con distintas matices para conformar sus propios espacios en mira a las próximas elecciones y aportando a la conformación de un frente opositor que nada tenía y tiene que ver con el Peronismo. De la Sota (Córdoba) Moyano (CGT) Alberto Fernández (PJ C.A.B.A.) Felipe Sola (PJ con llegada a sectores del campo) Massa (PJ Bs. As.) Das Neves (Chubut) y así un número incontable de dirigentes que fueron parte de la mayor victoria electoral desde la vuelta a la democracia y por distintos motivos se alejaron del Peronismo que tenía la conducción del Estado. Eso significo las sucesivas derrotas que sufrió el oficialismo en 2013, en las elecciones legislativas, en manos de Sergio Massa y en 2015, en las elecciones presidenciales, fue derrotado por la derecha que por primera vez llegaba al poder por elecciones libres de la mano de Mauricio Macri y su frente electoral que incluyo a muchos sectores de la derecha y centro derecha. Esas derrotas consecutivas profundizo aún más la crisis del Peronismo, que al llegar a las elecciones legislativas de 2017, volvió a ser derrotado por el oficialismo.
Hoy la democracia esta endeble, y eso se viene profundizando desde que la coalición de gobierno actual era la oposición del gobierno anterior, o sea, quienes dicen ser los defensores de la República y la democracia son quienes la dañan, judicializando la política. Un ejemplo de ello, se puede remontar al 2014, cuando se judicializo la sanción del nuevo “Código Civil”. Pero no hace falta retroceder tanto en el tiempo, si hoy siendo gobierno lo continúan haciendo, desde que asumió la derecha al poder, se inició la persecución a los políticos y referentes sociales de la oposición, Milagro Sala, aun presa sin condena, y hace unos días al ex gobernador de Jujuy Fellner, Zanini, Esteche y D Elia, presos por el “Memorándum firmado con Irán” que fue votado en el Congreso (y que el parlamento Irani no lo tuvo en cuenta), y ni hablar del asedio que viene sufriendo Cristina, todo esto no sería posible sin un fuerte apoyo desde las corporaciones mediáticas.
La intervención judicial de los últimos días al Partido Justicialista deja en claro la intención del gobierno de dinamitar la unidad del Peronismo y que tiene una justicia servil a sus deseos y antojos. Es un claro avasallamiento a la carta magna que los defensores del republicanismo nuevamente ejecutan con intensiones claras. Lograr la reelección de la coalición gobernante, en primera vuelta, sin una oposición unificada, que lo derroté o lo desafié en una segunda vuelta.
Con un Peronismo implosionado por las derrotas electorales que viene sufriendo, sin posibilidades de construir un liderazgo capaz de aglutinar a las distintas vertientes en toda su heterogeneidad. Ni Servini de Cubria conducción como tampoco Barrionuevo conducción, sino un partido de todos y para todos. Ahora el desafío es construir una alianza electoral con miras a las elecciones presidenciales de 2019. Donde se incluyan las nuevas demandas de la sociedad. Que la reconstrucción del partido, incluya los nuevos actores sociales, sino somos capaces de construir propuestas y planteos para los jóvenes, no vamos a poder catalizar las demandas de un sector que pide a gritos ser incluidos o por lo menos escuchados en sus demandas. Las mujeres, que hoy están discutiendo la despenalización del aborto y lograron grandes manifestaciones en unidad con distintos sectores políticos, ellas fueron las primeras en realizarle un paro a Macri, y año tras año cada vez más mujeres se suman a las marchas convocadas desde en colectivo “Ni Una Menos”. Otro planteo que se tiene que realizar el peronismo, y su “columna vertebral” es la inclusión de un amplio sector que fue creciendo a la velocidad de la exclusión, los Trabajadores de la Economía Popular organizados en los Movimientos Populares, al decir de Juan Carlos Schmid “tenemos que ir hacia el Movimiento de los Trabajadores”. Sector que ha estado en la calle desde el día uno que asumió este gobierno de hambre y tarifazos, reclamando que no le quiten derechos y construyendo unidad entre el sector más postergado de la sociedad “Los Descamizados del siglo XXI” como así también junto al Movimiento Obrero Organizado.
Sin incluir todas las demandas de la sociedad, sin permitir el ingreso de nuevos actores la renovación del Peronismo y mas aun la unidad va a ser una larga agonía de derrotas electorales contra un neoliberalismo que en nuestro país ha aprendido de sus errores, y eso se puede traducir en que no todos los gobiernos neoliberales han terminado en un 2001.
Durante el tiempo que llevan gobernando desde diciembre del 2015, no bastaron las movilizaciones y ruidazos contra el ajuste y tarifazos, arrancamos abril de 2018 con nuevos aumentos y mas ajustes en la inversión social (gasto desde el prisma del gobierno).
No bastaron las movilizaciones impulsadas por los organismos de Derechos Humanos, por las organizaciones políticas y sociales y las distintas centrales obreras, prueba de ello fueron las elecciones legislativas de 2017, donde el gran ganador a nivel nacional fue el oficialismo y su coalición de gobierno, se conformaron en primer minoría en el Congreso y eso les permitió, primero llevar en las calles una represión brutal y después sancionar una ley que modifica las fórmulas de movilidad jubilatoria y de las asignaciones.
Como todo lo realizado no basta, tampoco va a alcanzar solamente con la unificación del Peronismo, eso lo tenemos que tener en claro, dejemos de ver al enemigo entre nuestras filas, dejemos de señalar traidores, dejemos los personalismos y quitémonos de la cabeza la idea de que un mesías nos va a salvar y nos va a llevar a la Patria que nos merecemos. Seamos artífices de nuestro destino, capaces de trabajar para construir una agenda electoral, que nos incluya a todos y a las demandas de todos los que queremos derrotar a Macri y los Ceos que nos gobiernan, sin perder nuestras particularidades y sin dejar nuestras banderas en el camino.

HCD

CUB 262x218 1

280 x 190

defensoria aviso

abuelas

AVISO ODDONE INTERIOR2

 ESCRIBINOS




 BUSCANOS EN FACEBOOK


 SEGUINOS EN TWITTER