SUAV LAVOZDELGRITO

mor2

 OPINIÓN


El hospital en el precipicio-por Elizabeth Barbis

La historia de los hospitales en nuestro país, tuvo un momento destacado con Ra¬món Carrillo (1° gobierno de Perón) en el cual se construyeron más de 4000 centros de salud, incluyendo 200 hospitales. Los períodos políticos subsiguientes se caracterizaron por la delegación de la salud estatal a las provincias y a los municipios con evidentes asimetrías e inequidades.

¿Qué es un sistema de salud? Debiera ser una red preventivo –asistencial – rehabilitante, un conjunto de elementos interrelacionados e interdependientes que tienen un fin común y centralidad en el individuo, su familia y la comunidad.
Los hospitales son un importante recurso dentro de él, pero no el único, es un eslabón de la cadena.
El Hospital El Cruce “Néstor Kirchner” ubicado en F. Varela (acaba de cumplir 10 años) es un ejemplo del modelo de gestión hospitalaria SAMIC (Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad) y se caracteriza por una articulación con los sistemas locales de salud con administración y financiamiento mixto (nacional, provincial y municipal) considerado uno de los mejores hospitales de América Latina aunque… a pesar de esta evidencia, hay PENDIENTES DE FUNCIONAMIENTO 3 Hospitales (SAMIC) y 4 Hospitales generales en lugares de gran concertación urbana, así como los centros de Medicina Nuclear en el norte y centro del país. Desconocemos las razones solo podemos plantear interrogantes:
¿Es la salud pública de mejor acceso y mayor calidad, una materia pendiente? Sin dudas, si.
¿Es la Cobertura Universal de salud (CUS) una estrategia para lograrlo?
Sin dudas, no. Porque ni amplia ni articula, limita.
¿Son los Hospitales actuales, los pendientes o en remodelación, necesarios para cumplir con un sistema de salud?
Depende. De cuál sea su nivel de articulación y modelo de gestión.
¿Son los sistemas de emergencias modernos y ágiles (ambulancias) o estructuras tecnológicas de atención de urgencias (guardias) una recuperación de la capacidad y calidad de atención?
Definitivamente, no. Porque se comportan aislados, como un eslabón separado e insuficiente que no contempla acciones ni predecesoras ni ulteriores.
La rectoría nacional sobre el sistema de salud se vuelve política, administrativa, económica y sanitariamente necesaria; para fortalecer al primer nivel de atención (supeditado a los presupuestos municipales); para aportar estructuras a las economías provinciales y sobre todo, para afianzar la cobertura en salud pública, universal, gratuita y de calidad ejemplo en Latinoamérica y favorecer el acceso a una política sistémica, articulada y efectiva.
El proceso “salud/enfermedad/cuidado/atención” se inicia en el núcleo familiar, con el autocuidado; en la comunidad, con redes de solidaridad y promoción de la salud; sigue con las medidas preventivas de enfermar o morir y continúa en la dimensión de los requerimientos asistenciales o de rehabilitación.
La atención en los hospitales es necesaria, la cantidad de camas por habitante deben ser suficientes, la tecnología apropiada, los equipos de salud debidamente remunerados, capacitados y motivados. Si creemos que un sistema de salud lo resolvemos con ambulancias y guardias modernizadas, estaríamos invirtiendo en un recurso que atiende el accidentado al pie del precipicio, en lugar de colocar una baranda de contención en el borde.

HCD

Creatividad 262x218

280 x 190

defensoria aviso

abuelas

AVISO ODDONE INTERIOR2

 ESCRIBINOS




 BUSCANOS EN FACEBOOK


 SEGUINOS EN TWITTER