SUAV LAVOZDELGRITO

mor2

 OPINIÓN


Sobre el aborto- Patricia Iribarne

 

Desde mi rol como dirigente social y mujer del Movimiento Evita, en este momento, dónde más allá de la grave situación económica, social y política que estamos atravesando por la mala administración de corte neo-liberal de la administración macrista, es que debo dejar sentada mi postura sobre el debate que se logró instalar nuevamente en la sociedad que es el aborto legal, seguro y gratuito.
Sabemos de antemano, que las condiciones de salubridad e higiene en que se encuentran las instituciones hospitalarias del todo el país, son en su mayoría deficientes (a excepción de unos pocos nosocomios en particular) y carentes de las condiciones mínimas para la correcta atención de los pacientes. Es por eso que este debate es crucial en cuanto a los servicios de los mismos, a cómo mejorarlos en general y a partir de esto, en cómo debemos encarar un servicio de atención más dentro de los parámetros lógicos para la correcta atención de las mujeres que deciden libremente llevar adelante un aborto legal, seguro y gratuito en cualquier institución hospitalaria.
Hacia en interior de las agrupaciones sociales y de mujeres de las que formo parte, tenemos un amplio arco de opinión sobre el tema, siendo la libertad de conciencia sobre este lo que nos sirve para poder llegar a consensuar una idea de cómo debemos representar a nuestro movimiento de manera que se pueda encontrar una respuesta al problema que nos integre a todos y todas en una idea.
Aún así, es que desde mi punto de vista personal y como mujer del Evita, creo en la necesidad de legalizar el aborto porque a lo que se debe apuntar, dejando de lado a las cuestiones morales, de conciencia o de fé, es a la realidad y a lo que pasa con nosotras. Este debate debería ser un gran acuerdo de como legislar sobre una práctica que se hace en la clandestinidad y en ámbitos, que cuando hablamos de mujeres humildes que concurren a realizarse un aborto -entre las que cuento a compañeras del Movimiento-, estos carecen de cualquier mínima condición de higiene, seguridad y profesionalismo para realizar los abortos. Y dónde en clínicas y sanatorios privados para mujeres de clase alta, también dentro de la clandestinidad, se las atiende previo pago de montos que para la mayoría son inaccesibles, pero en condiciones de seguridad que deberían ser generales para todas.
Ante esta situación fáctica e injusta es que se debe poner a debatir el parlamento, pues para eso está el Congreso Nacional, para poner en orden cívico y dentro de la Ley lo que los ciudadanos a quienes representan hacen en la praxis diaria.

“Despenalizar y legalizar el aborto es admitir que no hay una única manera válida de enfrentar el dilema ético que supone un embarazo no deseado; reconocer la dignidad, la plena autoridad, la capacidad y el derecho de las mujeres para resolver estos dilemas y dirigir sus vidas; y aceptar que el derecho a decidir sobre el propio cuerpo es un derecho personalísimo ya que éste es el primer territorio de ciudadanía de todo ser humano. Por esto exigimos que se debata y apruebe el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo elaborado por esta Campaña.”

Esto es lo que declaman desde su web las mujeres que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y es también la idea central que intentamos difundir, pues esta problemática va mas allá de cualquier idea personal, ya que el aborto se tiene que entender desde la concepción de la libertad como derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo.
“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

Patricia Iribarne
Movimiento Evita Quilmes

HCD

PRUEBA ATLETICA 262x218

280 x 190

defensoria aviso

abuelas

AVISO ODDONE INTERIOR2

 ESCRIBINOS




 BUSCANOS EN FACEBOOK


 SEGUINOS EN TWITTER