SUAV LAVOZDELGRITO

mor2

 OPINIÓN


Nos sigue tapando el agua-por *Javier Siris

 

(Infolapaz.com.ar)-Dos años de la gran inundación en La Paz y nada se resolvió. Lo que el agua se llevó no se recuperó más. Hoy parece una leyenda que algunos prefieren olvidar y muchos otros intentan ocultar.

La tragedia fue utilizada por el presidente Mauricio Macri y no faltó el gobernador Gustavo Bordet ni el intendente Bruno Sarubi a la foto demagoga del mayor mentiroso que pasó por la Ciudad en los últimos años.

"Ahora hay que emprender la tarea de reconstrucción que es más larga y difícil y por eso estoy acá y comprometerme con la gente a que vamos a avanzar con las soluciones y resolverles todos los problemas que ocasionó este temporal", aseguró el Presidente durante la conferencia de prensa.

Macri prometió realizar una canalización del agua para que "sea una bendición y no una tragedia" y aclaró que "si hacemos las obras que corresponden estaremos promoviendo trabajo del bueno, y no clientelismo y prebenda política".

Lo que por unos días fue noticia nacional, quedó en segundo plano tras la visita del primer mandatario y su famoso vuelo en helicoptero. Hoy solo algunos damnificados postearon con tristez el recuerdo del mal momento que padeció toda una Ciudad. Los cientos de evacuados, las viviendas, los créditos y los ATN (Aportes del Tesoro Nacional) fantasmas, fueron invisibilizados por el minuto a minuto de los multimedios y el egoismo de quienes no perdieron nada, de esos que nada les falta y manejan las riendas de algún poder de turno.

Yoyi, un vecino que todavía espera las promesas incumplidas de un gobierno ausente, afirma que: "el Gobierno Nacional prometió ayudarnos con electrodomésticos y demás cosas que nunca llegaron. Creo solo para tres o cuatros viviendas. O quizás llegaron y no se repartieron. El caso es que no recibimos nada" dice en tono triste y casi resignado a que las promesas no se cumplan cuando vienen de los que más tienen.

Él junto a casi veinte familias todavía esperan en casillas de madera, improvisadas y estigmatizadas por aquellos que veían un negocio inmobiliario que se cayó. Las tan anunciadas viviendas a penas tienen los cimientos a medio levantar. Mientras los ladrillos juntan polvo y manchas de decidia e inoperancia.

"El gobierno municipal nunca se preocupó, sino las casitas estarían terminadas" afirma masticando bronca mientras remata, "el gobierno provincial también se lavó las manos".

Hoy, a dos años, 730 días y un aniversario que se esfumó con el tiempo. Yoyi no tiene nada que festejar y cuenta su triste realidad, "Nosotros seguimos abandonados en una casilla que poco a poco se va deteriorando. No pasan este año estas casillas. Se están rajando las maderas y se le vuelan los techos. La querés acomodar de un lado y se termina rajando en otro" explica.

Qué opinás del presidente Mauricio Macri pregunté: "siento que nos mintió. Al principio pensé, que bueno que vino un Presidente y prometió casas con urgencia. Al final nos defraudó a todos. Estamos desesperanzados. Solo le digo que cumpla lo prometido y no juegue con la necesidad de la gente".

Paula, docente y madre de un pequeño, perdió todo. Solo quedó con lo puesto y un salario docente que la pelea contra la inflación.

"La visita del Presidente fue una burla. Viajó a recibir aplausos y dejó 1 millón de pesos para 6000 inundados. Jamás supimos en qué los invirtió el Gobierno Municipal. La Cruz Roja y el Hospital 9 de julio, encuestaron, vacunaron y acercaron profilaxis y pastillas potabilizadoras de agua" explica con paciencia y mezcla de impotencia.

"La Municipalidad sólo repartió a su gusto las donaciones. No se si porque se sintieron desbordados o por inoperantes, pero fue muy desordenado. La gente fue muy solidaria, pero jamás vamos a saber si las donaciones se repartieron en su totalidad. A mi por ejemplo sólo me dieron lavandina. Toda la demás ayuda la recibí de familia y amigos" afirma.

"Desde Nación repartieron un par de herramientas para los que tenían talleres (todas membretadas con fechas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner)" cuenta y muestra una leve sonrisa. "Es terrible lo que vivimos. Basta con mirar las paredes de tu casa para entender el desastre que fue. Lamentablemente uno se termina acostumbrando a vivir con lo poco que le quedó y con lo poco que pudo comprarse".

Como muchos, denuncian que la ayuda fue ínfima ante semejante tragedia y a pesar de haberse declarado la emergencia.
Mientras el agua escurría por las calles, los funcionarios continuaban sus procesiones proselitistas y visitaban casas de vecinos adeptos al flamante gobierno de turno. Fotos y flashes coronaban las entregas de algunas donaciones.

Al igual que con Yoyi, la pregunta sobre el Presidente que vino y realizó promesas, (con resultados tal vez invisibles) "En mi caso nunca le creí a Macri, pero uno se siente como que le tomaron el pelo. Además después de dos años, un laburante como yo no se recupera. Imaginate alguien que es changador" dice, como si ella no tuviera de qué preocuparse, pero siempre, en las buenas y malas, las personas verdaderamente solidarias marcan la diferencia.

"Nadie esperaba regalos pero sí como sucede en estos casos, créditos a tasas bajas o algunos subsidios para quien no pueda pagarlos. Fueron prometidos pero jamás los otorgaron" explica.

Dos historias que comparten una tragedia en común con toda una Ciudad. La inundación no fue solo para esas cientos de familias evacuadas. Para esos miles de damnificados. Para esas 20 casitas ni para las 200 que esperan. Fue de todos y es por eso que no podemos dejar que quede simplemente en el olvido. Que duerma en algún archivo histórico o en el cajón de algún funcionario.

*Javier Siris: periodista,nusico y hombre comprometido con su tierra y tiempo.Director de infolapaz.com.ar

© 2017 - Todos los derechos reservados

HCD

Creatividad 262x218

280 x 190

defensoria aviso

abuelas

AVISO ODDONE INTERIOR2

 ESCRIBINOS




 BUSCANOS EN FACEBOOK


 SEGUINOS EN TWITTER