SUAV LAVOZDELGRITO

mor2

 OPINIÓN


Agustín Ramírez, 30 años de Injusticia. Una de las deudas de la Democracia

Por Orlando Agüero

Agustín fue un militante popular y cristiano de base. Las calles de San Francisco Solano fueron testigos de su obra y de la crueldad de sus asesinos. La oscuridad de la noche del 5 de Junio de 1988 fue el escenario para que las balas de la Policía Bonaerense terminaran con su vida pero no con su legado.

El próximo 5 de Junio se cumplirán 30 años del secuestro, tortura y asesinato del militante popular y cristiano de base Agustín Ramírez. Las celebraciones para su recordatorio y la permanente exigencia de justicia se realizarán el mismo martes 5 de Junio en la Universidad Jauretche de Florencio Varela. Este se conformará de un panel debate que contará entre otras personalidades a Alberto Santillán, padre del joven piquetero Darío, quien fuera fusilado en la tristemente conocida Masacre de Avellaneda en el año 2002 durante la presidencia no democrática de Eduardo Duhalde. El evento continuará en el barrio que lo viera crecer, en la Parroquia Las Lágrimas en donde se compartirán tortas fritas y mate cocido entre quienes asistan el sábado siguiente, o sea el nueve de junio.
En la memoria del pueblo desposeído de aquellos años ’80 ha quedado una marca. Sobre todo a aquellas familias que venían siendo expulsadas de los principales centros urbanos. Es decir que para quienes no tenían donde vivir por aquellos años, tienen hoy bien presentes la figura de Agustín. Muchos de los barrios de Solano a esa altura no existían. Eran tierras fiscales, vacías, ociosas. Todas ellas inutilizadas. La preocupación de varios curas, entre ellos Raúl Berardo, hizo que esas tierras vacías se pudieran convertir en espacios para la vida de quienes no tenían ni tierra ni techo. Es así como grandes extensiones de campos deshabitados iban amaneciendo con nuevas familias y vecinos que dieron nacimiento a una cantidad de barrios que hoy existen en esta zona del conurbano sur.
Su familia luchadora nunca se rindió. Enfrentó los avatares de la pobreza con la dignidad propia de quienes llegan a esta vida para enfrentarlo todo. Protagonistas de la migración interna. De Corrientes a Buenos Aires diría León Gieco. Siempre enfrentaron la realidad con las herramientas que conocían: Trabajo y Solidaridad. Así se abrieron camino en el conurbano. La preocupación de Agustín por el prójimo, lo llevó a organizarse desde las Comunidades Eclesiales de Base que en la Diócesis de Quilmes del Padre Obispo Jorge Novak funcionaban. A partir de ahí, y junto a un importante conjunto de militantes de la solidaridad, llevaron a cabo una cantidad de asentamientos que hoy se cuentan en barrios, organizando centenares de familias que hoy pueden vivir en sus casas gracias a como Agustín y otrxs vieron que se podía resolver el grave problema que es la falta de vivienda y tierras donde construirlas. Esa forma de resolución, que contaban con la organización popular, la confianza del pueblo pobre, la proyección como barrio funcional a los intereses de las familias asentadas, la horizontalidad en la toma de decisiones, la solidaridad y la empatía sentida por quienes padecían el flagelo, fueron los argumentos que el poder eligió secretamente para decidir que la vida de Agustín debía terminar. Se había convertido en un sujeto peligroso para quienes tenían otros intereses.
La democracia era demasiado joven. Digamos que estaba en pañales aún. Los miembros del aparato represivo estatal de la disctadura se encontraban activos todavía. Sobre todo en la Policía Bonaerense. El gobernador de la provincia de Buenos Aires en ese momento era Antonio Cafiero. Realizó un tenue intento de transformación en la estructura de la fuerza seguridad provincial. Designó a Luis Brunatti al frente de la Cartera de Gobierno. El asesinato de Agustín Ramírez, junto a la de otro joven en la misma noche y lugar, Javier Sotelo, agudizó la resistencia de los sectores más ortodoxos de la fuerza y presionaron a Cafiero logrando la renuncia de Brunatti. La bonaerense gana otro round y frena la transformación de sus miembros y esctructura. Es así como El gobierno provincial, la bonaerense y los sectores que controlaban los negocios inmobiliarios (verdaderos autores intelectuales del crimen) logran limpiar el nombre de los verdaderos asesinos y la policía. De esta forma es que los asesinos, hasta el día de hoy, se regocijan por la impunidad que el Estado ampara.
Sin embargo, hoy existe una Comisión de Familiares y Amigxs de Agustín Ramírez, que no da el brazo a torcer a pesar del paso de los años. Una infinidad de murales con su rostro y su historia, calles, barrios y centros comunitarios llevan su nombre y una siempre renovada esperanza de lograr justicia nuevamente les da fuerzas.
Hace algunos años en la Universidad de Quilmes se realizó un Juicio Ético por la Verdad, donde se recuperaron una cantidad muy importante de testimonios. Desde testigos directos de algunos de los hechos que rodearon al crimen, como quienes tenían responsabilidades en ese momento, como el caso de Luis Brunatti (Ministro de Gobierno de la Pcia de Bs.As.) y Francisco “Barba” Gutiérrez, dirigente sindical que supo colaborar con los asentamientos e intendente de Quilmes durante el desarrollo del juicio.
La documentación lograda en este evento de carácter popular, sirvió para que abogadxs ligadxs al APDH de La Matanza, la sistematizara y formara un expediente que el año pasado, desde el Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) cuyo principal referente es el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, se lo presente ante la Corte Interamericana por los Derechos Humanos (CIDH), organismos dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA). Aún se espera su resolución ante la inacción de la justicia argentina, que decidió proteger a los asesinos y no impartir justicia ante el primer caso de Secuestro, Tortura y Asesinato de un Militante Popular en Democracia.
Sin dudas ésta es una de las Deudas Internas que tiene la democracia en nuestro país.

HCD

Creatividad 262x218

280 x 190

defensoria aviso

abuelas

AVISO ODDONE INTERIOR2

 ESCRIBINOS




 BUSCANOS EN FACEBOOK


 SEGUINOS EN TWITTER