Sol Pardo, la quilmeña creadora de sombreros, pasa de triunfar en la pasarela a la venta online

Municipio_Quilmes_2020

Tras conseguir reconocimiento internacional con piezas que son más obras de arte que sombreros, la argentina Sol Pardo lanza su primera colección a la venta online más accesible sin abandonar el sello artesanal y vanguardista que la convirtió en un talento emergente a los ojos de Vogue Italia.

“El sombrero eleva el ego, es como ponerse una aureola en la cabeza, por eso no todo el mundo se anima a usarlo”, dice a Télam la sombrerera afincada en la ciudad española de Barcelona sobre el accesorio de moda que resignificó utilizando materiales inéditos, como acrílico, metacrilato y madera.

Los diseños de “Pardo Hats” llevan ya varios años luciéndose en las pasarelas de Argentina y Europa, donde colabora con diferentes diseñadores internacionales.

Recientemente acompañó en la 080 Barcelona Fashion a la diseñadora vegana Romina Cardillo y a la firma Brain&Beast -de la que es socio el argentino Ezequiel Carril- con quien también desfiló en Madrid y para el que hizo un llamativo “sombrero burka”.

“Hago sombreros totalmente distintos dependiendo del diseñador. Me divierte y me gusta acompañarlos. Puedo jugar a ser un poco cada uno de ellos”, explica la sombrerera, quien hasta ahora estuvo centrada principalmente en las pasarelas y en colecciones propias, trabajadas como obras de arte.

“Vogue Italia dijo que lo que hacía eran obras de arte portátiles”, destaca esta joven de 29 años de la ciudad de Quilmes, el lugar en el que se inicio en las artes plásticas guiada por su abuelo.

Todo lo que hace Sol es único, artesanal, hecho a medida y por encargo, pero el éxito la llevó a plantearse el poder hacer sombreros económicamente más accesibles y que puedan usarse.

“El sombrero es un objeto fetiche, genera mucho deseo (…) cuando te lo pones, depende como sea, da un personaje, por eso lo usan mucho los cantantes, artistas. Pero cuando salís a la calle, en algún momento, también te cae la ficha de que sirve para protegerte del sol o del frío en invierno”, destaca.

Además, “usar sombrero sirve para sellar el outfit, te hace especial”, subraya Pardo, cuyos diseños originales llamaron la atención del “mundo fashion” y ahora están recibiendo también reconocimiento en la sombrerería tradicional.

Pardo se abrió paso recuperando un oficio artesanal, al que aportó innovación y la visión de una joven diseñadora que utiliza la sombrerería para expresarse y hablar de muchas otras cosas.

Se hizo conocida como la sombrerera del acrílico y el metacrilato, pero cada vez intenta usar menos esos materiales y llevar su trabajo a una producción más sustentable, vinculada con el reciclaje, aunque esa no sea la identidad que la hizo destacar internacionalmente.

“No soy ‘green’ pero he trabajado con marcas verdes, tampoco soy vegana pero estoy a favor de la defensa de los animales. Creo que mi filosofía es más psicológica, pienso que el hombre no cambia si no cambia su forma de pensar, mi planteo es reflexivo”, explica.

No es extraño que su primera colección que saldrá a la venta el próximo mes, sombreros de paja estilo Panamá Hats, se llame ¿Por qué?, una pregunta que la sombrerera y artista se hace cada vez que ve puntos gráficos de censura en cuerpos desnudos en las redes sociales.

“Va de chicas desnudas en la playa, en por qué el desnudo está pensado desde lado sexual. ¿En qué momento la sociedad recurrió a la censura? Lo vemos en Instagram, donde no se puede subir un desnudo ni de una obra de arte porque se censura”, dice.

La otra colección que sacará a la venta fue bautizada como “Sudaca”, también a raíz de su experiencia personal.

“En Argentina ya era una diseñadora ´conocida´ y recibía un determinado trato, pero acá es diferente. Entendí que hay gente que discrimina hasta por el acento”, observa la artista, quien remarca su interés

en reflexionar sobre “los aspectos psicológicos, sociológicos de cómo nos relacionamos, porque esa puede ser una forma de lastimar el planeta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *