El joven que chocó contra un camión tuvo una franca evolución

Municipio_Quilmes_2020

Yamil Bejarano, el joven de 23 años que conducía el Peugeot 207 blanco que se incrustó contra un camión mal estacionado el pasado jueves en el partido bonaerense de Quilmes, donde tres jóvenes murieron, continúa en coma inducido aunque en las últimas horas “tuvo una franca evolución”, dijo hoy Juan Manuel Fragomeno, director del Hospital de Iriarte de esa localidad.

“El chico ha mejorado muchísimo. Va en franca evolución aunque sigue entubado, en terapia intensiva y en coma inducido”, dijo Fragomeno a Télam.

El médico agregó que le suspendieron las drogas inotrópicas y que por el avance en su recuperación “no hace falta derivarlo a otro centro de alta complejidad. En 48 horas podríamos quitarle la respiración mecánica, pero hay que ser cautos”, indicó.

Por su parte, Fabián Ábalo, tío de Bejarano, aseguró que su sobrino está acompañado por su madre y su padre y que centran sus fuerzas “en la mejoría de Yamil”.

Además, manifestó que el lunes 5 de agosto se reunirán con su abogado, de viaje en Estados Unidos, para que tome conocimiento de la causa que tiene al joven como imputado por homicidio culposo agravado por conducción imprudente.

El accidente ocurrió el jueves, cerca de las 5.30, cuando el Peugeot conducido por Bejarano embistió la parte trasera del camión Mercedes Benz de TCEC Servicios conducido por Damián Esteban Bubbalo, que estaba mal estacionado.

En el choque murieron las tres jóvenes que acompañaban a Bejarano: su novia Carolina Ayelén Claros, de 22 años, y las hermanas Estefanía y Camila Capcha, de 18 y 16 años, respectivamente.

La justicia imputó por el delito de homicidio culposo agravado por conducción imprudente tanto al camionero que dejó mal estacionado su vehículo en Quilmes como a Bejerano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *