PedidosYa, Glovo y Rappi reclaman que se respete el “derecho a trabajar”

Municipio_Quilmes_2020

Las empresas PedidosYa, Rappi y Glovo respondieron a la orden dictada por el juez Roberto Gallardo contra esas plataformas con un comunicado en el que expresan su “preocupación y rechazo hacia una medida que busca suspender de modo arbitrario la fuente de ingresos de un gran número de personas” en la ciudad de Buenos Aires.

Señalaron que “las plataformas cumplen con las normas y regulaciones locales y nacionales, y también han respondido en tiempo y forma a las resoluciones dictadas anteriormente por el juzgado” por lo cual, reiteraron, “apelarán la sentencia y las medidas cautelares para lograr la suspensión de las mismas”.

En el comunicado difundido hoy, las empresas aseguran que “las plataformas generan trabajo en blanco. Tanto a través de la creación de puestos de trabajo directos como indirectos. En todos los casos cumplen con los requisitos impositivos y cargas sociales previstas y con seguros complementarios tal como establece la regulación local”.

Este lunes, el juez Gallardo, del fuero Contencioso Administrativo y Tributario, ordenó al gobierno porteño que “clausure toda plataforma virtual informática vinculada a la mensajería y al reparto de alimentos que no se encuentre registrada y el acatamiento de las empresas Rappi, Glovo y pedidos ya al Código de Tránsito, normativas laborales y previsionales”.

Reiteraron que las tres empresas “nos unimos en una mesa de trabajo común junto al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el sindicato y la cámara empresarial, con el objetivo de colaborar para continuar desarrollando la actividad y encontrar nuevas maneras de impulsar su crecimiento dentro de un marco regulatorio acorde”.

“Son empresas que están legalmente constituidas y que pagan sus impuestos. Son empresas legales. Entonces, una cosa es que trabajemos para ver cómo se regula y otra cosa es prohibirlo”, dijo el lunes el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al criticar el fallo del juez Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *