El Gobierno defiende escrutinio provisorio y oposición llama a extremar precauciones para octubre

Municipio_Quilmes_2020

El gobierno nacional defendió la realización del escrutinio provisorio la noche de las PASO del 11 de agosto, aunque admitió fallas que serán “perfeccionadas” para las elecciones de octubre, mientras que el Frente de Todos pidió “extremar las precauciones técnicas y políticas” para que esos inconvenientes “no vuelvan a ocurrir” en los comicios generales.

El desarrollo del escrutinio provisorio en la noche de las PASO, el rol de la empresa anglo-venezolana Smartmatic y las expectativas sobre cómo funcionará en las elecciones de octubre fueron los temas de debate en el marco de un encuentro del que participaron hoy representantes del gobierno nacional, la oposición y la justicia electoral.

De la charla, organizada por Fopea en la Universidad de Palermo, participaron el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez; el apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, y el secretario de actuación judicial de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Hernán Gonçalves.

“El sistema funcionó bien. Tuvimos un inconveniente técnico que vamos a perfeccionar para las elecciones de octubre. Estamos haciendo un relevamiento técnico para mejorarlo y haremos muchas pruebas antes del comicio”, dijo Pérez sobre las fallas que se registraron en la noche del 11 de agosto.

Esta semana, los veedores judiciales designados por la jueza federal con competencia electoral, María Servini, advirtieron que el recuento provisional de los votos “funcionó de forma totalmente defectuosa”, y recomendaron que para el 27 de octubre Smartamatic debe “mejorar substancialmente la aplicación de consulta”.

Pérez reveló que el Correo Argentino -que llevó adelante el proceso de licitación de la empresa venezolana- está “evaluando si corresponde” algún tipo de sanción por los inconvenientes técnicos ocurridos esa noche.

Por su parte, Landau -en su intervención- pidió que se “extremen las precauciones de tipo técnico y político para que no vuelvan a pasar esos inconvenientes” en los comicios previstos para el 27 de octubre.

Tanto Pérez como Landau coincidieron en que el problema la noche de las PASO fue “la interrupción durante más de una hora en el control de los fiscales sobre los telegramas que se cargaban”.

“La clave del proceso electoral está en la fiscalización. Y en las PASO hubo solo una hora de fiscalización posible”, indicó Landau, quien se preguntó: “Si no podés fiscalizar, de qué sirve la agilidad y la rapidez del sistema”.

En respuesta, Pérez explicó que la denominada ‘sala de fiscales’ del sistema de transmisión de datos “impactó en la base de datos total y por eso hubo que interrumpirla para poder continuar con la carga y la transmisión de los telegramas”.

No obstante, el funcionario nacional destacó que el escrutinio definitivo -que está realizando la Justicia en estos momentos y que es el único que tiene valor legal- “viene ratificando el provisorio por una diferencia menor al 0,04 por ciento”.

También remarcó que se trató de la elección “con mayor nivel de telegramas escrutados de la historia” y que hubo “un nivel de agilidad en la carga nunca antes visto”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *