Trabajadores del Bar Dorrego reclaman “sueldos adeudados”

Municipio_Quilmes_2020

“La situación es incierta. Desde hace meses nos pagan los sueldos en cuotas y desde hace dos años que no pagan aportes ni jubilaciones”, dijo a Télam “Charly”, mozo del bar desde hace 30 años.

“El dueño es una persona de 80 años que está sola y no puede cumplir el horario completo, entonces nosotros tampoco podemos hacer los turnos del bar que van de 8 a 17 y de 17 a 1 de la mañana”, agregó.

Mientras tanto, el bar de la calle Defensa 1098 -declarado en 2011 “símbolo identitario de San Telmo y Sitio de Interés cultural” por la Legislatura- permanece con las persianas metálicas cerradas, y los empleados que salen para hablar con la prensa dicen que “el objetivo de su reclamo es que alguien se acerque a conversar para poder salir adelante y volver a trabajar normalmente”.

“Somos ocho empleados con muchísima antigüedad que no podemos cumplir nuestro horario porque el dueño viene 4 ó 5 horas y cierra, y así el bar tampoco puede recaudar para pagarnos el sueldo”, dijo Charly.

Graciela tiene 53 años, lleva 24 en el bar realizando tareas de limpieza y atención al público, y denunció a Télam que “cada vez se trabajan menos horas”.

“El dueño es una persona grande, que se encuentra sola y no se llega a recaudar la plata para los sueldos: los domingos, que son un día clave para el bar, las persianas se bajan tipo 2 ó 3 de la tarde y hay mozos que entran a ese horario y no pueden trabajar”, agregó.

Por eso, remarcó que van a “seguir reclamando lo que es justo, porque las cargas sociales las descontaron siempre del sueldo pero no están los aportes, así que exigimos que nos paguen lo que deben y nos dejen trabajar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *