Petronas: se dictó la Conciliación Obligatoria pero la multinacional se niega a cumplir

Municipio_Quilmes_2020

En el marco de la lucha que vienen llevando adelante los trabajadores junto a la Coordinadora de Zona Sur contra el cierre de la fábrica en Quilmes, el Ministerio de Trabajo dictó la Conciliación Obligatoria pero la patronal se niega a cumplirla.

Según indicaron los trabajadores en un comunicado público, la audiencia estaba pactada para el 21 de octubre, pero tuvieron “un llamado repentino del Ministerio para adelantarla a este jueves”, en lo que entendieron como “un apurado intento político por que esto se resuelva y no tenga mayores consecuencias para el Municipio de Quilmes, para la Provincia y la Nación”.

“Esperábamos una solución y explicaciones de parte de la empresa, pero desde el primer momento la patronal se excusó con que desde el Municipio no le dan habilitación –para la planta en Ezpeleta- y negó poder reinstalarnos en la empresa DAPSA (Destilería Argentina de Petróleo)” afirmaron los trabajadores.

Cabe recordar que luego de cerrar ilegalmente la planta de Ezpeleta, con la vista gorda del intendente Molina y la gobernadora Vidal, la multinacional Malaya tercerizo su producción en Dapsa donde sigue produciendo lubricantes, demostrando que continúa con necesidades productivas y que el cierre es injustificado.

En contrapartida, la firma ofreció duplicar las indemnizaciones, pero los trabajadores rechazaron la propuesta: “Con esto quisieron callarnos, que no reclamemos, pero nosotros vamos a seguir con el único propósito y objetivo que tenemos que es el de la reincorporación de los 14 trabajadores en sus puestos”, sostuvieron.

Desde su pagina de facebook junto a la Coordinadora de trabajadores de Zona Sur los trabajadores de Petronas difunden las novedades y la situación en la que se encuentra la lucha que llevan por la reincorporación de todos los trabajadores.

La multinacional despide ilegalmente trabajadores mientras realiza contratos multimillonarios con YPF en Vaca Muerta. Ahora suma una nueva violación a la ley no cumpliendo la conciliación obligatoria, que exige que se retrotraiga el conflicto y que los trabajadores sean reincorporados a la empresa y se le pague los salarios caídos.

Los trabajadores anunciarán nuevas medidas hacia la audiencia pactada para el 21 de octubre donde seguirán reclamando por los puestos de trabajo.

Fuente: La Izquierda Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *