Denuncian que organismo de Niñez bonaerense separa a bebés, niños y niñas de sus madres detenidas

Municipio_Quilmes_2020

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció que el Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia (OPNyA) de la provincia de Buenos Aires separa a niños, niñas y bebés de sus madres presas alojadas en un penal de la localidad platense de Los Hornos, informó el organismo de Derechos Humanos.

La CPM también reiteró el pedido de que se otorgue arresto domiciliario para todos estos casos, detalló un comunicado difundido esta tarde.

Según lo denunciado, el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia (OPNyA), dependiente del Ministerio de Desarrollo Social provincial tomó la decisión de no permitir el ingreso a la Unidad Penitenciaria 33 de Los Hornos de los hijos de las mujeres allí detenidas.

La CPM precisó que “desde el mes de septiembre de 2018, de 21 niños, niñas y bebés cuyo ingreso se solicitó para que estén con sus madres, sólo ingresaron dos niños.

Tras advertir esta situación, la CPM presentó ante el Juzgado de Familia 8 de La Plata un hábeas corpus colectivo correctivo a favor de todas las mujeres alojadas en cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y sus hijas/os, al entender que la medida también los afecta y denunció al menos tres casos en los que las mujeres presas fueron amenazadas para que acepten estas medidas.

Para la CPM, la decisión del OPNyA “es una vulneración grave de los derechos consagrados en la Convención de derechos de les niñez y la normativa vigente, que devienen en agravamientos de las condiciones de detención de las mujeres allí alojadas y de sus hijas/os que no pueden convivir con ellas”.

La CPM siempre planteó que la medida más adecuada es la excarcelación o arresto domiciliario de las madres detenidas con sus hijas/os, pero en caso de no efectivizarse, la permanencia de niñas o niños pequeños en la cárcel preserva el contacto con sus madres y evita la inmediata interrupción del vínculo familiar.

El hábeas corpus interpuesto por la CPM fue rechazado por el juzgado interviniente en su carácter correctivo, aunque dispuso medidas para resolver lo denunciado.

En ese sentido instó al OPNyA a resolver en un término de cinco días uno de los casos planteados, y dispuso que el OPNyA y el Servicio Penitenciario Bonaerense elaboren un protocolo de actuación con el objetivo puesto en el interés superior del niño y la niña, y contemple los derechos reconocidos a las mujeres privadas de la libertad para lo cual otorgó un plazo de 30 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *