Investigan tres teléfonos celulares del contador asesinado en Quilmes

Municipio_Quilmes_2020

Los investigadores del crimen del contador Diego Guastini, asesinado el lunes a balazos en Quilmes en un supuesto crimen mafioso, buscaban ayer pistas de los homicidas en los tres teléfonos celulares de la víctima hallados en el lugar del hecho, informaron fuentes judiciales.

La búsqueda se centralizó sobre un IPhone y otros dos móviles secuestrados por los peritos que procuraban acceder al contenido de los mismos para analizar llamadas, mensajes y otro tipo de datos de interés para la pesquisa.

Según las fuentes, el primero de los celulares tiene un sistema de desbloqueo facial y generalmente requiere ser enviado al fabricante para lograr acceder a los datos, mientras que los otros dos mediante huella dactilar.

En tanto, otros voceros de la investigación indicaron que no se hallaron pistas firmes sobre los asesinos en las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Quilmes.

Guastini (45) había sido condenado en septiembre a una pena en suspenso en una causa por contrabando de divisas y, además, era amigo y ex socio del financista Hugo Díaz, desaparecido hace cuatro años en la Capital Federal.

Por la desaparición de Díaz, su oficina en la calle Florida al 500 del microcentro porteño fue allanada en varias oportunidades porque se trató del último sitio donde se lo vio al prestamista desaparecido.

El crimen de Guastini ocurrió alrededor de las 8.30 del lunes, en la esquina de las calles General Paz y Alberdi, a metros de la Municipalidad de Quilmes, en el sur del conurbano.

Fuentes de la investigación revelaron a Télam que Guastini vivía a la vuelta y pasaba todos los días por ese sitio.

Dos efectivos de la Policía Local que estaban a 100 metros escucharon una serie de detonaciones de arma de fuego y llegaron al lugar.

Allí vieron un Audi A4 gris detenido en medio de la calle, cerrado, con el motor en marcha y algunos impactos de bala en el sector de la puerta y la ventanilla del conductor.

A unos metros, sobre el cordón de la vereda, los policías encontraron a Guastini herido de bala, inconsciente y con una pistola marca Glock calibre .40 en la cintura.

Una ambulancia del SAME de inmediato trasladó al hombre al hospital Iriarte de Quilmes, pero allí llegó fallecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *