Uno de los heridos en el accidente de Don Bosco sigue con pronóstico reservado

Municipio_Quilmes_2020

Fernando Guzmán, de 26 años, quien resultó el domingo herido de gravedad junto a otra joven tras el accidente de tránsito en Don Bosco, partido de Quilmes, que se cobró la vida cuatro amigos que iban en el auto, fue operado y se encuentra en coma inducido con “pronóstico reservado”.

“Hemos reparado el daño, ahora hay que esperar la evolución por 72 horas. El paciente está en coma inducido hasta que se estabilice”, indicó Juan Fragomeno, director del Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes y detalló que a su ingreso el joven presentaba “lesión de vaso, hepática, de ambos diafragmas y traumatismo de tórax, entre otros cuadros”.

En diálogo con C5N, Fragomeno señaló que al centro de salud también ingresó ayer una joven -Noelia Carabajal, de 26 años- que iba en el auto con politraumatismos “pero fue derivada a una clínica privada en Avellaneda por su prepaga médica”.

En tanto otro de los acompañantes, Miguel Vera Giménez, que entró con vida al hospital, falleció en forma casi inmediata.

El accidente ocurrió poco antes de las 7 de la mañana del domingo en avenida San Martín y Los Andes, y, según testigos, el auto -un Renault Clío- habría sido obstaculizado por “una alcantarilla a la que le falta la tapa”, problema que denunciaron “hace cuatro meses”.

En el momento perdieron la vida Sergio Sequeira, quien conducía el auto, y Fátima Rivas, y en horas de la tarde falleció Rodrigo Vázquez, quien había sido trasladado al Hospital de Wilde.

El caso está caratulado como “homicidio culposo y lesiones culposas” y está siendo investigado por la UFIJ N°9 de Quilmes a cargo de Claudia Vara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *