El desafío de Desarrollo Social… se terminaron las consignas en Quilmes

Municipio_Quilmes_2020

Mientras gases, balas de goma, desapariciones,  cachiporras, olor a pólvora y detenciones dominan lo que vendrá para Latinoamérica, en particular en nuestros pueblos vecinos, también es necesario correr el eje y adentrarse a lo que será el gran desafío de Alberto Fernández,  quien deberá hacer frente no sólo a un país devastado económica y socialmente, sino a una oposición de la derecha neoliberal con un 40% de adhesión con vecinos dispuestos a ayudarlos con el guiño del Departamento de Estado Norteamericano…  Hablar del pago chico y sus realidades parece hasta ingenuo. Pero no lo es.

En Quilmes, distrito recuperado por el peronismo y que  será conducido por una mujer de “La Cámpora” (MayraMendoza), lo que lo hace doblemente sacrílego para las huestes amarillas locales, se enfrenta a situaciones complejas en poco más de veinte de días.

La política de propia fuerza (Frente  de Todos), con actores complejos, donde intrigas, ocupación de espacios en la nueva administración está llevando un  tiempo más que prudencial.

La situación social es, sin lugar a dudas, un tema central en nuestro conurbano profundo y en particular en Quilmes, donde casi el 50% es pobre, la desocupación y el cierre de fábricas es el escenario… se deberá surfear en aguas cloacales.

Por esta razón, es de suma importancia quien será, la o él,  que conduzca el área de Desarrollo Social; puesto que se encontrará con una gestión de Juntos por el Cambio que desde hace dos meses desapareció en esta cartera, vaciándola de todo hacer… Cuatro años reduciendo presupuesto, programas, con grandes muestras de aporofóbia.

En ese marco, quien asuma sólo encontrará una Secretaría desnutrida de programas, dinero y material. Será de suma importancia tener una aceitada relación con los actores, organizaciones y movimientos sociales. Además, deberá enfrentar a partir del 11 de diciembre a movimientos sociales que aparecerán de la nada como fantasmas que serán propiciados y bancados desde las sombras por la oposición y que buscarán empiojar la calle. Y sobre todo el fin de año.

Quien tenga en sus manos las riendas de Desarrollo Social deberá construir un ámbito de consenso y contención… una especie de mesa social, ejecutiva , que acompañe y sea capaz de, no sólo resolver los problemas de la población más vulnerable, sino reconstruir con mano política férrea para poder conducir. No basta con tener sensibilidad social y empatía con el otro, ya se terminaron los discursos de barricada, comienza ahora la lucha cotidiana  con las realidades más jodidas, y una oposición que no escatimará en generar conflicto.

Deberá, la o él que asuma hacer política. Se terminaron las consignas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *