Hallan un cadáver calcinado dentro de una camioneta en Berazategui

image_pdfimage_print
Municipio_Quilmes_2020

Un hombre fue encontrado ayer calcinado en una camioneta incendiada en Berazategui y se investiga si se trata de un crimen vinculado a un ajuste de cuentas, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió esta madrugada en un descampado ubicado en calles 33 y 156 A, en dicho partido de la zona sur del conurbano, donde testigos vieron que un vehículo se prendía fuego y llamaron al 911.

Fuentes judiciales precisaron que cuando los bomberos arribaron al lugar y apagaron las llamas se determinó que se trataba de una Ford Ranger en cuya caja estaba el cadáver de un hombre completamente calcinado e irreconocible.

A pesar de la imposibilidad de identificar a la víctima a simple vista, los pesquisas determinaron mediante la chapa patente de la camioneta quiénes eran sus propietarios y así localizaron a una mujer que dijo ser la esposa del hombre que anoche conducía esa camioneta.

Según las fuentes, este matrimonio residía en la ciudad bonaerense de La Plata junto a sus dos hijos y ayer a la noche se dirigieron a la casa de una amiga de la mujer en Berazategui, donde ella se quedó mientras su esposo se fue a dar una vuelta con la Ford Ranger.

Al no volver a tener noticias de él, la mujer denunció esta mañana la desaparición, poco antes de ser contactada por los investigadores que la buscaban como uno de los dueños del vehículo incendiado, dijeron los informantes.

Si bien los pesquisas van a aguardar los resultados del cotejo de ADN para confirmar la identidad del fallecido, todo indica que se trata del propietario de la Ford Ranger, de unos 40 años y con antecedentes penales por robo, detallaron los voceros.

De acuerdo a los testigos presenciales, momentos antes de que la camioneta se prendiera fuego, se llegó a ver a dos hombres que descendían de la misma y escapaban a la carrera por el descampado, por lo que los investigadores realizaban esta tarde distintas diligencias en procura de localizarlos.

A su vez, los pesquisas establecieron que la presunta víctima había recibido amenazas en el último tiempo, por lo que la principal pista apunta a un posible ajuste de cuentas.

La causa, caratulada como “homicidio”, quedó a cargo de la fiscal Silvia Borrone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 4 de Berazategui. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *