La Diócesis de Quilmes celebró a su patrona, la Inmaculada Concepción, recordó el 40º aniversario de la llegada de la Virgen de Luján e inició el Año de María

Municipio_Quilmes_2020

En el fin de semana, la Diócesis de Quilmes celebró a su patrona, la Inmaculada Concepción de María, recordó el 40º aniversario de la llegada de la Virgen de Luján a la rotonda de Pasco, en Bernal Oeste, y dio inicio al año jubilar mariano, que se celebrará en todo el país en 2020, por los 400 años del hallazgo de la Virgen del Valle de Catamarca.

El domingo 08 el Padre Obispo Carlos José Tissera presidió la Misa vespertina en la Catedral de Quilmes, y lo acompañaron el Obispo Auxiliar de Quilmes Marcelo (Maxi) Margni y el párroco de la Catedral Oscar Marchessi, entre otros sacerdotes y diáconos de la diócesis.

En su homilía (que se transcribe al final de esta nota), el Obispo Tissera dio cuenta del inicio del “Año Mariano Nacional” e invitó a vivir el camino hacia el tercer Sínodo diocesano con un compromiso profundo: “La presencia de María nos ayudará a salir al encuentro de la realidad de nuestra sociedad, para escuchar sus clamores y sus esperanzas, en los que Dios mismo nos desafía, para que juntos encontremos la manera de anunciar el Evangelio de la alegría con renovado fervor y entusiasmo”.

También se hizo eco de las palabras del Arzobispo de Mercedes-Luján, Jorge Eduardo Scheinig, que dijo en la Misa por la unidad y la paz en la Argentina que se celebró esta misma mañana en la Basílica de Luján: “Pidamos para que nuestra democracia se afirme y siga creciendo en institucionalidad […] Es fundamental que todos los ciudadanos podamos alcanzar una importante estatura moral y un nivel ético-social en el que los valores de la honestidad, la verdad, la justicia, la solidaridad, la coherencia entre lo que decimos y hacemos, el respeto por los otros, sea parte de la vida cotidiana”.

El Obispo de Quilmes pidió también por los gobernantes de los tres partidos de la diócesis que asumirán sus mandatos en la próxima semana, y por el pueblo: “En nuestros partidos de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui iniciarán sus mandatos los intendentes y demás autoridades elegidas en el pasado mes de octubre. Pedimos a María Inmaculada, patrona de la Diócesis de Quilmes, escuche las súplicas del pueblo creyente, y los deseos de toda persona de buena voluntad, para que también en este sur del gran Buenos Aires, transitemos por caminos de diálogo, de justicia, de desarrollo integral y de bienestar para todos”.

Luego de la misa, se realizó la procesión de velas en honor a María Inmaculada por las calles del centro quilmeño.

En la jornada previa, el sábado 07 de diciembre, el Obispo Margni encabezó los festejos por el 40º aniversario de la llegada de la Virgen de Luján a la rotonda de Pasco, y repitieron la procesión que hicieron en 1979 por Pasco desde Donato Álvarez a Camino General Belgrano, donde se encuentra la ermita de la Virgen.

Más de 4.000 personas se hicieron presentes, y Monseñor Margni recordó la figura del primer Obispo de Quilmes, el Siervo de Dios Jorge Novak, y su modo de ser “iglesia popular y sencilla”, y a los sacerdotes Raúl Berardo y Ángel Caputo que “han sido apóstoles en estas tierras, pregonando con la misión de estar junto a los más humildes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *