La demanda de servicios contables aumentó con el aislamiento por coronavirus

Municipio_Quilmes_2020

La ya muy demandada asistencia de servicios contables en Argentina creció “exponencialmente” por el aislamiento obligatorio por el coronavirus, por lo que debió ser reforzada para ayudar a los clientes y no clientes que por estos días quieren encontrar herramientas para hacer frente a las dificultades económicas que enfrentan las empresas a raíz de la pandemia.

“Nuestro trabajo creció exponencialmente”, subrayó Silvio Rizza, presidente de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, entidad que nuclea a 24 Consejos de todo el país.

“Al igual que el resto de los sectores, el nuestro también va a salir dañado de esta crisis. En muchos casos sabemos que estamos haciendo un trabajo o brindando una asistencia que nunca vamos a cobrar porque los que nos consultan no van a poder pagar el servicio que brindamos”, dijo Rizzo a Télam y agregó “yo ya tengo cheques rechazados”.

A los servicios tradicionales muchos estudios han complementado el abanico de propuestas con charlas virtuales “para aclarar medidas fiscales y hablar de la economía que se viene y cómo reestructurar los negocios, porque así como están van a morir”, señaló Silvia Tedin, socia y encargada del área Misión Pyme de SMS Buenos Aires.

“Hoy estamos trabajando todo el día”, dijo Tedín, quien contó que su estudio puso en marcha la última semana un consultorio gratuito virtual para emergencias contables e impositivas de pymes.

“Las empresas preguntan de todo porque están desorientadas. A una firma que exporta kiwi le tuvimos que buscar un contacto en un banco provincial porque no sabían a quién contactar en el área comercio exterior. Hasta tuvimos que conseguir una imprenta para un empresario que necesitaba unas impresiones”, citó Tedín a modo de ejemplo.

“Como han hecho muchos argentinos, nos pusimos a pensar de qué manera podíamos aportar nuestro granito de arena para ayudar durante la cuarentena”, indicó Pablo San Martín, presidente de SMS.

Los tributaristas coinciden en que este escenario va a profundizar la tecnologización del sector.

“Ya desde hace años la comunicación entre clientes y profesionales se dinamizó con el advenimiento de las redes sociales y las nuevas tecnologías”, dijo Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky y Asociados.

“En nuestro caso ya aplicábamos el home office, pero lo que nos sucedió es que se contrató personal a partir de la pandemia a quien aún no conocemos personalmente”, explicó Sasosvsky.

“La nueva generación de servicios profesionales implica una ‘comunicación 360’, es decir desde cualquier parte del mundo, 24 horas los 7 siete días para mostrar acompañamiento y contención a los clientes”, aseguró.

“Hoy los clientes necesitan amparo. Estamos navegando en aguas turbulentas y sin visibilidad porque nadie sabe cómo se va a encarrilar la economía una vez que se levante el aislamiento social”, agregó Rizzo y concluyó: “las problemáticas de nuestros clientes son, a veces similares a las nuestras, por eso es necesario un Estado presente que le dé previsibilidad a la economía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *