Presentan lineamientos para recuperar la sostenibilidad de la deuda

Municipio_Quilmes_2020

El gobierno bonaerense afirmó que “es necesario consensuar un alivio financiero temporal” con el objetivo de atender de manera prioritaria “las necesidades críticas” que existen en la provincia a nivel social y de infraestructura, al presentar a los acreedores privados los lineamientos para recuperar la sostenibilidad de la deuda pública en dólares bajo legislación extranjera.

El Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia de Buenos Aires publicó ayer en su sitio web cuatro documentos en los que describe la situación de “aguda crisis económica y social ” que atraviesa la provincia.

“Es necesario consensuar un alivio financiero temporal para poder retomar un sendero de crecimiento duradero y atender las necesidades críticas a nivel social y de infraestructura”, dijeron fuentes oficiales a Télam

El propio gobernador Axel Kicillof sostuvo, en declaraciones al canal TN, que “hay que ver las cuentas públicas y cuándo se va a poder pagar” y adelantó que “se hará una propuesta a su debido tiempo, siempre dentro de la realidad, porque algo insostenible e irreal no le sirve al Gobierno ni a los acreedores”.

La presentación también incluyó un análisis macroeconómico en el que se destacó la caída considerable del Producto Bruto de la Provincia medido en dólares, lo que se tradujo en el deterioro de los indicadores sociales, con aumento de desempleo, pobreza e indigencia, principalmente en la zona del Gran Buenos Aires.

“Como hemos manifestado desde el comienzo de nuestra gestión, la deuda pública de la provincia de Buenos Aires no es sostenible en las condiciones de mercado actuales y, en ese sentido, estamos dando pasos concretos, presentando un análisis de las características de la deuda y proyecciones para avanzar en un programa que nos permita recuperar su sostenibilidad”, dijo Pablo López, ministro de Hacienda y Finanzas.

En el documento, el gobierno bonaerense planteó la necesidad de alinear vencimientos con la verdadera capacidad de pago de la provincia y minimizar el riesgo de refinanciación, para lo cual las necesidades de financiamiento en moneda extranjera deben reducirse a través de extensión, reperfilamiento y/o recortes desde los valores actuales hasta lograr un perfil de vencimientos sostenible.

“La Provincia acumula años de deterioro macroeconómico y social, el cual se ha agravado significativamente en años recientes de la mano de una profunda recesión. Estimamos que dicha recesión se profundizará como mínimo durante gran parte de 2020 a raíz de la situación de emergencia relacionada al Covid-19”, sostuvo el documento presentado por el gobierno bonaerense.

En el escrito la administración de Axel Kicillof reconoce que la posición fiscal de la provincia “es sumamente frágil” y que “es necesario priorizar la asignación de nuestros recursos para atender las situaciones más críticas a nivel social”.

Afirma que “la deuda pública es insostenible” debido a los “vencimientos elevados y concentrados en el corto plazo: el plazo promedio total de nuestra deuda es de apenas 3,3 años y los vencimientos sólo con el sector privado en moneda extranjera totalizan USD 5.500 millons hasta 2023”.

Otro elemento que torna insostenible la deuda es “el alto costo de los intereses: el peso de los intereses como porcentaje de nuestros recursos corrientes netos de coparticipación a municipios se encuentra en máximos históricos alcanzando 9% en 2019”.

“La falta de acceso al mercado: spreads prohibitivos para refinanciar deuda en moneda extranjera”, es señalado en el documento como otro dato que complica la situación de la deuda bonaerense.

Destaca que “la proyección de la evolución de la deuda provincial considerando sus términos actuales muestra un recorrido explosivo” por lo que “resulta necesario por tanto una estrategia integral sobre la deuda pública que permita devolverla a un sendero estable y sostenible”.

El gobierno bonaerense explica en el documento que “ha analizado integralmente su deuda y delimitado el universo de la deuda elegible a renegociar en este proceso” y detalla las que presentan “una situación actual más crítica en cuanto a plazo, costo y disponibilidad de acceso a refinanciamiento a tasas sostenibles”.

Precisa que en este caso se encuentran”los Bonos bajo legislación extranjera (USD 7.148M): Deuda elegible para este proceso de restructuración; y la deuda con organismos Multilaterales y Bilaterales (USD 706M), donde los desembolsos proyectados más que compensan los repagos y a un costo bajo

“Se proyecta refinanciar en condiciones sostenibles para la Provincia la deuda con el Gobierno Nacional y deuda Intra Sector Público, que asciende a USD 1.763M)”, detalla.

Finalmente expresa que “la deuda doméstica en AR$ (USD 803M) se continúa refinanciando bajo un supuesto de tasas de mercado accesible”.

La presentación del gobierno bonaerense se conoció luego de que la Nación postergará hasta 2021 pagos de la deuda pública en dólares correspondientes a este año, como consecuencia de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, a través del decreto de necesidad y urgencia 346 publicado el Boletín Oficial.

El decreto dispuso el diferimiento de los pagos de intereses y amortizaciones de capital de la deuda instrumentada mediante títulos en dólares emitidos bajo ley de Argentina, hasta el 31 de diciembre de 2020, o hasta la fecha anterior que Economía determine, considerando el grado de avance y ejecución del proceso de restauración de la sostenibilidad de la misma.

En el diferimiento no ingresaron las Letras del Tesoro intransferibles denominadas en dólares en poder del Banco Central, y las Letras suscriptas en forma directa por el Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), entre otros tìtulos soberanos.

Deuda bonaerense elegible bajo legislación extranjera para reestructurar es de US$ 7148 millones

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires precisó que la deuda elegible bajo legislación extranjera comprendida en el proceso de reestructuración asciende a los US$ 7148 millones.

Así lo hizo saber a través de una nota publicada en la página del Ministerio de Hacienda y Finanzas bonaerense en la que también señaló que “las necesidades de financiamiento en moneda extranjera deben reducirse a través de extensión, reperfilamiento y/o recortes” desde los valores actuales “hasta lograr un perfil de vencimientos sostenible”.

El Ministerio presentó a los acreedores privados externos los lineamientos para recuperar la sostenibilidad de la deuda pública en dólares bajo legislación extranjera.

En los documentos publicados en el sitio web “se planteó que, frente a la aguda crisis económica y social que se está atravesando, es necesario consensuar un alivio financiero temporal para poder retomar un sendero de crecimiento duradero y atender las necesidades críticas a nivel social y de infraestructura”.

En ese marco se destacó “que la deuda elegible bajo legislación extranjera para reestructurar es de US$ 7.148 millones”.

La presentación también incluyó un análisis macroeconómico, realizado previo a la emergencia social y económica generada por la pandemia de coronavirus, donde se destacó la caída considerable del Producto Bruto Geográfico (PBG) de la Provincia medido en dólares, lo que se tradujo en el deterioro de los indicadores sociales, con aumento de desempleo, pobreza e indigencia, principalmente en la zona del Gran Buenos Aires.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, afirmó que: “Como hemos manifestado desde el comienzo de nuestra gestión, la deuda pública de la provincia de Buenos Aires no es sostenible en las condiciones de mercado actuales, y en ese sentido estamos dando pasos concretos, presentando un análisis de las características de la deuda y proyecciones para avanzar en un programa que nos permita recuperar su sostenibilidad”.

En el análisis también se planteó la necesidad “de alinear vencimientos con la verdadera capacidad de pago de la Provincia y minimizar el riesgo de refinanciación, para lo cual las necesidades de financiamiento en moneda extranjera deben reducirse a través de extensión, reperfilamiento y/o recortes de principal desde los valores actuales hasta lograr un perfil de vencimientos sostenible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *