Intendentes: Mayor decisión política, pocos recursos

Municipio_Quilmes_2020

Hace unos meses apenas comenzaba esta nueva gestión. Desde lavozdelgrito.com comentábamos sobre el rol de los alcaldes, en particular de aquellos con municipios con gran densidad poblacional.
En ese momento, el tema era la relación con las fuerzas de seguridad y la importancia de la diagramación y acción en las políticas públicas en este sentido.
Pero el COVID-19 puso de relieve, particularmente en el conurbano profundo, la falta de infraestructura en los barrios populares… El hambre y la falta de sustento económico diario están siendo una mezcla que de no conducirla desde lo político, generará problemas graves.
Alberto Fernández parece haber entendido esto y le comenzó a delegar funciones que antes sólo estaban en.manos de los gobernadores cuando no del propio Ejecutivo nacional.
Es importante destacar que aún en el conurbano, en muchos casos con distritos vecinos, la diferencia radica en aquellos gobernados por jefes comunales desde hace varias gestiones y aquellos que lo hacen por primera vez.
Sabemos que distritos como Quilmes, Lomas de Zamora, Berazategui o Lanús son tan o más importantes que algunas provincias del norte argentino, con niveles de pobreza impresionantes y con pocos recursos como Estados municipales.
En la campaña electoral pude hacerle una pregunta al gobernador, Axel Kicilof, durante una visita a la UNQ, cuando habló de descentralizar las políticas públicas hacia las comunas haciendo que éstas sean más fuertes en sus decisiones políticas. La pandemia lo aceleró.
En aquella ocasión, y parte de mi requisitoria, esa aseveración del actual mandatario bonaerense, dio pie a preguntar sobre la autonomia municipal o la posibilidad de que los municipios cobraran Ingresos Brutos a sus vecinos en vez de la Provincia y así tener dinero de manera rápida y efectiva que le posibilitara hacer frente a sus decisiones en la cosa pública. Contestó con una sonrisa diciendo “no sé si tanto…”.
Hoy Alberto y Axel han hecho posible que los alcaldes tengan más herramientas políticas a la hora de las decisiones. Pero no menos cierto es que los municipios cada vez están más pobres ya que han bajado desde un 50%, en el mejor de los casos, hasta 80% su recaudación y un 40 por ciento en coparticipación.
Las tan mencionada nuevas formas de reparto pos cuarentena en el mundo debe ser no sólo económicamente sino política y de redefinición de Democracia y República y sobre todo de representación. Esto, en lo casero, será replantearse las autonomías municipales en la Provincia de Buenos Aires. Pero no antes de concebir lo antes expuesto. Porque seguramente tendremos intendentas e intendentes con herramientas políticas dificiles de poner en práctica sino manejan los recursos impositivos de sus vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *