A 25 años del nacimiento del Nuevo Cine Argentino, diez propuestas para ver en casa

Municipio_Quilmes_2020

Recuperada la democracia al comenzar la década del 80, primero las escuelas independientes así como la del Incaa (la Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, Enerc) y luego la Universidad del Cine (FUC), comenzar a incorporar cada vez más alumnos en medio de un clima de libertad que empezó a dar sus frutos una década más tarde.

La puesta en vigencia finalmente de la Ley de Cine al tiempo que resurgía el Festival de Mar del Plata y poco después el de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici), así como las salas del Incaa, comenzaron a dar aire a esa nueva generación de cineastas.

Las propuestas rompieron con el esquema teatral convencional del cine argentino, aportaron temas más transgresores vistos con estéticas renovadas y particularmente se comenzaron a trabajar nuevas formas expresivas de las que surgieron varios nuevos autores englobados por la crítica bajo el nombre de Nuevo Cine Argentino, que impuso el arte argentino en festivales de todo el mundo, como nunca antes había ocurrido.

De esa etapa que arranca con fuerza a mediados de la década del 90 y se extenderá por más de diez años son estas diez propuestas -y algunos bonus tracks- algunas de ellas colectivas, que pueden sintetizar de alguna forma los temas que desde diferentes ángulos abordaron estos directores que un cuarto de siglo después sigue dando que hablar aquí y en el mundo.

Tras la experiencia de algunos precursores (como el impar Raúl Perrone y otros), con sus cortometrajes e incluso algunos largos, se suele recordar que las primeras obras trascendentes fueron “Pizza birra, faso”, al participar en la segunda entrega de la segunda etapa del Festival de Mar del Plata en 1997, y dos años después “Mundo Grúa”, ganadora del primer Bafici, que se anticiparon a muchas experiencias que alcanzarían un punto culminante con la -muda y en blanco y negro- “La antena”, de 2007, no obstante la mayoría de sus exponentes siguen dando muestras de su originalidad periódicamente.

1. “HISTORIAS BREVES 1” (1996). Frente a la inquietud de numerosos jóvenes estudiantes de cine, recién egresados, a los que les era muy difícil acceder a la dirección de un largometraje el Incaa propuso un concurso de diez cortometrajes para conformar un único producto para ver en salas, y de allí surgió esta primera entrega de “Historias breves”, qué reunió a promesas de entonces como Lucrecia Martel, Sandra Gugliotta, Paula Hernández, Daniel Burman Israel Adrián Caetano, Jorge Gaggero, Ulises Rosell, Andrés Tambornino, Pablo Ramos y Tristán Gicovate. Se puede ver el Cine.ar Play.

2. “PICADO FINO” (1996). Esteban Sapir salió a la palestra con esta historia simple la de un romance gente joven, con notables actuaciones de Belén Blanco, Facundo Luengo, Marcela Guerty y Miguel Ángel Solá, pero le dio un toque totalmente diferente, seguramente emparentado con el cine del nuevaolista Jean-Luc Godard, el mismo director que una década más tarde volvería a sorprender con “La antena”. Se puede ver en YouTube.

3. “MOEBIUS” (1996). Después de un par de cortos memorables en su paso por la Enerc, Gustavo Mosquera R. al frente de un grupo de alumnos de la Universidad del Cine, logró este inquietante relato de ciencia ficción, inspirado en un relato de Armand Joseph Deutsch, en el que un tren subterráneo de línea desaparece con todos sus pasajeros en un tramo desconocido de su recorrido. Productores y críticos de todo el mundo se sorprendieron con el talento que surgía de un país que muchas veces en su cine consigue con poco presupuesto lo que en otras latitudes sería mucho más caro y menos sorprendente. Es una de las películas qué se convirtió en un éxito del canal Volver. Se puede ver en YouTube.

4. “PIZZA, BIRRA, FASO” (1998). Dos jóvenes cineastas debutantes en el largometraje, Bruno Stagnaro e Israel Adrián Caetano (entonces 25 y 29 años respectivamente), se propusieron contar la historia de dos pibes marginales de la ciudad de Buenos Aires, uno de ellos en pareja con una adolescente embarazada, que no tienen demasiada suerte en sus tropelías, condenados a terminar mal. Fue una mirada totalmente distinta a este tipo de personajes y un registro que a partir de ese momento sería clave para hacer frente a historias de los fuera de la ley urbanos. Se puede ver en YouTube.

5. “LA SONÁMBULA” (1998). Fernando Spiner (entonces 40 años) llevó al cine un guión que escribió con Ricardo Piglia, que discurre en singular futuro distópico con personajes que parecen sacados de un cómic sci-fi: en el Buenos Aires fantástico, un experimento ultrasecreto provoca la pérdida de memoria en masa y el fobierno actúa inmediatamente. En los papeles protagónicos sobresalen el español Eusebio Poncela, Gastón, Pauls, Sofía Viruboff, Norman Briski y Patricio Contreras. Se puede ver en cinemargentino.com.

6. “NUEVE REINAS” (2000). La ópera prima de ese gran cineasta que fue Fabián Bielinsky fue ganadora de un concurso impulsado por una ascendente productora (Patagonik) entonces vinculado a Artear (El Trece), un proveedor de película de 35mm virgen (Kodak), y Buena Vista Internacional (Disney), cuando el Incaa persuadió amablemente a las distribuidoras estadounidenses y a las emisoras de participar en la producción de cine. El resultado fue un thriller porteño, historia de pillos a la criolla impresionante con brillantes trabajos de Ricardo Darín, Gastón Oauls y Leticia Brédice, éxitos de taquilla y con guión comprado para una remake respaldada por Steven Soderbergh (“Criminal”), que le quitó toda la gracia del original y fracasó. Se puede ver en YouTube.

7. “LA CIÉNAGA” (2001). Después de “Rey muerto” en la primera entrega de “Historias breves”, la cineasta salteña Lucrecia Martel logró tocar el cielo del cine con la punta de los dedos al contar una historia que conoció de cerca, la de una familia como símbolo de una clase media decadente, con un memorable trabajo de Graciela Borges, Mercedes Morán y Daniel Valenzuela junto al recordado Martín Adjemián.Se puede ver en Vimeo.

8. “LA LIBERTAD” (2001). Lisandro Alonso que comenzó como productor de cortometrajes ajenos y asistente, por ejemplo de Nicolás Sarquís en la mítica muestra Contracampo del Festival de Mar del Plata, demostró con esta película una singular narrativa, que le permitió recorrer numerosos festivales internacionales y comenzar una carrera que sigue sorprendiendo dos décadas después aquí con la rutina de un hombre solitario que trabaja con su hacha en el monte pampeano y trasluce su formar de estar en el mundo, y de concebirlo. Se puede ver en YouTube.

9.”SÁBADO” (2001). En los comienzos de su carrera Juan Villegas encaró esta historia acerca de tres parejas a las que reúnen un accidente automovilístico a partir del cual cada una revisa la situación particular de su relación, con Gastón Pauls, Daniel Hendler, Camila Toker, Moro Anghileri y Federico Esquerro. Se puede ver en YouTube.

10. “LA ANTENA” (2007). Un segundo desafío estético de Esteban Sapir, mudo y en blanco y negro, con arquitectura estilo “Metrópolis”,de Fritz Lang o “Sinfonía de Berlín”, de Walter Ruttmann, donde una ciudad entera se ha quedó sin voz y vive bajo un largo y crudo invierno, dónde un malvado sin escrúpulos, el Sr. T.V., dueño de las imágenes que animan esta ciudad y de una extensa cadena de productos con su marca personal, lleva adelante un plan secreto para someter a cada a todos los habitantes. Sus figuras centrales son Valeria Bertuccelli, Alejandro Urdapilleta, Julieta Cardinali, Rafael Ferro y Florencia Raggi. Se puede ver en Cine.ar Play.

Curiosamente “Mundo Grúa” no se puede ver en en la web, pero si otros ejemplos como la experiencia del tipo “Historias Breves” producida por la Universidad del Cine, titulada “Mala época”, de 1998, y una media docena de títulos de Daniel Burman, como “Esperando al mesías” (2000), “Todas las azafatas van al cielo” (2002) o “Derecho de familia”(2006).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *