La CABA y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe ratifican la prohibición de salidas

Municipio_Quilmes_2020

La Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe anunciaron este domingo en conjunto, que el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus sigue vigente “sin modificaciones” y que aún no autorizaron las salidas de esparcimiento en la nueva etapa de la cuarentena.

Los gobiernos de esos Estados hicieron la aclaración debido a que en grandes capitales y otras ciudades con alta población -como en esos distritos- hubo ciudadanos que hoy -por ayer- se anticiparon a salir a las calles, incluso con sus hijos, pese a que aún no se había publicado el nuevo DNU del presidente Alberto Fernández en el Boletín Oficial, que finalmente reglamentó las salidas.

El Gobierno nacional prorrogó a través de un DNU el aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el próximo 10 de mayo para contener la pandemia de coronavirus y habilitó las salidas breves facultando a las jurisdicciones a establecer el otorgamiento de los permisos.

El artículo 8 del DNU dice que “las personas que deben cumplir el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” podrán realizar una breve salida de esparcimiento, en beneficio de la salud y el bienestar psicofísico, sin alejarse más de 500 metros de su residencia, con una duración máxima de 60 minutos, en horario diurno y antes de las 20 horas”, Además precisa que las autoridades de cada jurisdicción tomarán las decisiones sobre las salidas y “en atención a las condiciones epidemiológicas y a la evaluación de riesgo en los distintos departamentos o partidos de la jurisdicción a su cargo”.

Ello incluye, se especificó, contemplar la cantidad de habitantes con una línea divisoria de 500 mil personas, aunque finalmente las autoridades locales, en consonancia con las nacionales y cumpliendo protocolos, podrán definir ese punto.

Por otra parte, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, informó que el anuncio realizado por el presidente Alberto Fernández se enmarca “en el contexto de una indicación sanitaria para esparcimiento por el impacto que tiene este aislamiento social, preventivo y obligatorio en la salud mental y emocional”.

La funcionaria recalcó que “estas salidas de esparcimiento breves de una hora en las cercanías” se podrán realizar sin “usar el auto” ni “el transporte público”.

Las administraciones de Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Axel Kicillof (Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba) y Omar Perotti (Santa Fe) destacaron que el Gobierno nacional dispuso las medidas en la nueva etapa del aislamiento de manera consensuada con las provincias.

“En cumplimiento de lo anunciado en el día ayer por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para esta nueva etapa del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, cada Provincia debe determinar la habilitación de las nuevas actividades permitidas según la situación epidemiológica y demográfica”, señalaron en un comunicado conjunto distribuido esta tarde.

Añadieron que “a tal efecto, cada Provincia procedió a diferenciar, según las localidades y sus características, la conveniencia de aplicar el régimen para las salidas de esparcimiento de una hora”.

Así, las cuatro principales jurisdicciones políticas, económicas y poblacionales del país dejaron en claro los límites para las salidas de esparcimiento que la gente podrá realizar a 500 metros a la redonda de su casa.

Los gobiernos aclararon además que “esta decisión fue tomada en consulta con el Gobierno Nacional”.

“No obstante, se seguirá analizando la evolución de la tasa de contagios y, de ser esta favorable, se evaluarán las diferentes alternativas que podrían permitir la habilitación de algún tipo de salidas de esparcimiento con modalidades restringidas”, destacaron.

Asimismo, los cuatro gobiernos resaltaron que “estas decisiones se consensuarán con los respectivos intendentes municipales de cada uno de los respectivos territorios”.

El jefe de Gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel, había aclarado previamente que “el gobierno nacional fija unos techos” con los anuncios, pero “las jurisdicciones locales y provinciales tienen la atribución de reglamentar, regular y limitar incluso el ejercicio de estos derechos”.

“Para nosotros, la prioridad es cuidar a la gente, la prioridad número uno es la salud, como lo expresaba Alberto Fernández”, remarcó Miguel, quien se mostró preocupado por la posibilidad de que las salidas recreativas generen más movimiento en la Ciudad, “el mayor conglomerado del país” y “el espacio más potente para generar interacción humana”.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, mantuvo conversaciones con los intendentes del conurbano y del interior bonaerense para definir de qué modo se adaptan a las realidades epidemiológicas de cada zona las nuevas medidas dispuestas.

En tanto, el intendente de Viedma, Pedro Pesatti, adelantó en redes sociales que la capital rionegrina está en condiciones de “flexibilizar la cuarentena” porque se logró que el virus no se propague en esa ciudad, a pesar de haber tenido el primer contagio de la provincia detectado el 9 de marzo pasado.

La capital provincial descartó 16 casos sospechosos en los últimos 10 días y continúa con la tendencia de no tener personas afectadas por Covid-19, luego del primer episodio.

Tras el anuncio del Presidente Fernández, el jefe comunal analizó con su gabinete la posibilidad de circular en un radio de 500 metros de los domicilios, “pero a partir de un protocolo que daremos a conocer las próximas horas con el fin de garantizar el distanciamiento social”, indicó.

“El correr de los días podrá o no modificar nuestra opinión por el carácter dinámico que presenta la pandemia, pero estamos convencidos que no estamos en condiciones de avanzar más allá de lo dicho”, subrayó Pesatti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *