Sectores progresistas expresaron su “categórico rechazo” al manifiesto firmado por Macri

Municipio_Quilmes_2020

Sectores del progresismo, del radicalismo alfonsinista, Progresistas en Red y la agrupación socialista “Bases” expresaron su “categórico rechazo”, al manifiesto firmado, entre otros líderes hispanoamericanos, por el ex presidente Mauricio Macri , al que juzgaron como un “intento de la derecha por debilitar al gobierno de Alberto Fernández y a la democracia”.

El documento, que lleva la firma del ex diputado radical y designado embajador en España, Ricardo Alfonsín, entre otros dirigentes, repudia el “intento de caracterizar como autoritaria la respuesta para afrontar una situación de una excepcionalidad y gravedad inusitadas”, ante la pandemia de coronavirus.

El texto sostiene que la medidas tomadas por el gobierno nacional que “lograron minimizar el contagio” de Covid-19 se hicieron en el “marco del Estado de Derecho”, al tiempo que destaca el “reconocimiento al presidente Alberto Fernández por el rumbo tomado frente a la crisis sanitaria”

“No está en peligro la democracia ni la República en Argentina, lo que está en riesgo es la salud, la calidad de vida y la igualdad”, remarca el documento que lleva, entre otros, la firma de los dirigentes Ricardo Alfonsín, Manuel Garrido, Claudia Balagué, Griselda Batalda, Liliana Denot, Facundo Di Filippo, Eduardo Di Pollina, Pablo Farías, Marcelo Ferreira, Eduardo Gamboa, Rafael Gentili, Juan Carlos Juarez, Virginia Linares, César Martucci, Fabiana Ríos, Mario Rodríguez, Betina Rolfi, Dante Rossi y Carolina Yutrovic

Asimismo, manifestaron su compromiso para “aportar lo que esté a nuestro alcance para un pronto retorno de la actividad legislativa, proponiendo como primer punto de la agenda el impuesto extraordinario a las grandes fortunas para establecer condiciones equitativas en el relanzamiento de la economía y en la renovación de la aspiración colectiva al buen vivir”.

“Acompañamos, también, la propuesta del gobierno para la reestructuración de la deuda. La Argentina no puede ni debe pagar sobre el dolor de sus mujeres, varones, niñas y niños”, remarcaron, al tiempo que resaltaron las “necesarias medidas de apoyo a Pymes” implementadas por el Ejecutivo para enfrentar los efectos económicos de la pandemia.

Por otra parte, reclamaron al sector bancario “comprender también la necesidad un mayor compromiso de su parte en la tarea a emprender” y expresaron su respaldo a la política de control de precios.

En el mismo sentido, el documento señala el acompañamiento de “las medidas que, en el marco de la legislación vigente se adopten para impedir especulaciones en los precios y en el abastecimiento y entrega de bienes básicos a los sectores más vulnerables de la sociedad”.

También destaca que “el éxito inicial de elegir la vida es de todos. No hay en esto oficialismo, ni oposición, por el contrario, en otros países donde se privilegió la continuidad de la actividad económica, se vieron obligados a rectificarse y recurrir tarde a la cuarentena producto de que los infectados se multiplicaron”.

“En ese camino muchas vidas se perdieron y la economía sufrió los mismos problemas que todos”, concluye el documento.

El polémico manifiesto dado a conocer el jueves pasado bajo el titulo, “Que la pandemia no sea un pretexto para el autoritarismo”, lleva la firma del ex presidente Mauricio Macri y más de un centenar de dirigentes e intelectuales de América Latina y España.

El documento impulsado por la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) que encabeza el escritor peruano Mario Vargas Llosa, criticó en duros términos a los gobiernos de varios países, entre ellos la Argentina, a los que endilgó utilizar la pandemia como una “oportunidad para arrogarse un poder desmedido” y de haber “suspendido el Estado de derecho e, incluso, la democracia representativa y el sistema de justicia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *