Se entregó la penitenciaria que estaba prófuga por el crimen de un preso en Varela

Municipio_Quilmes_2020

Una agente penitenciaria quedó detenida tras entregarse ayer acusada de ser la presunta autora del crimen del preso Federico Rey, asesinado a balazos durante los incidentes registrados el miércoles pasado en la Unidad Penal 23 de Florencio Varela, mientras que otros dos guardias quedaron presos como acusados de encubrimiento, informaron fuentes judiciales.

Los apresados fueron identificados por la justicia como la alcaide mayor del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) Eliana Heidenreich, el subprefecto Gastón Ávila y del prefecto mayor Gabriel Bergonzi.

Los elementos para solicitar las detenciones de estos tres sospechosos surgió de la pesquisa llevada adelante por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralziada 9 de Florencio Varela, a cargo de Roxana Giménez, y contó con información aportada por Asuntos Internos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos provincial.

Fuentes judiciales informaron que Ávila fue detenido en una casa de la ciudad bonaerense de La Plata, mientras que a Bergonzi, que se desempeñaba como subdirector de la Unidad 23 de Florencio Varela, lo apresaron en su domicilio de la localidad balnearia de Santa Teresita.

Ambos serán indagados este miércoles por la fiscal Giménez, por el delito de “encubrimiento agravado” ya que se sospecha que participaron de una maniobra para ocultar o hacer desaparecer los tres cartuchos servidos de posta de guerra (plomo) que se creen fueron disparados contra Rey (23).

Por su parte, Heidenreich, quien se desempeñaba como jefa del Grupo de Asistencia y Seguimiento, se entregó ayer por la tarde en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) La Plata donde quedó detenida como acusada de haber sido la autora de esos disparos.

La sospechosa también será indagada este miércoles pero por el delito de “homicidio agravado por ser miembro de una fuerza de seguridad y por el uso de arma de fuego”, el cual prevé la prisión perpetua.

Una de las fuentes consultadas señaló que de acuerdo a la prueba testimonial, Bergonzi, en su cargo de subdirector, habría dado la orden de ocultar o hacer desaparecer los cartuchos de guerra, al tiempo que Ávila aparentemente los tuvo en su poder y actuó junto a aquel de la maniobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *