Cambio de hábitos de consumo en cuarentena: más fideos y arroz, y menos carne

Municipio_Quilmes_2020

Los argentinos modificaron sus hábitos de consumo de alimentos durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus, con mayores compras de fideos y arroz, y menos -y más esporádicas- de carne, según un informe del Instituto para la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva).

De acuerdo al “Monitor de consumo online” del Ipcva, presentado por el jefe de su Departamento de Promoción Interna, Adrián Bifaretti, 44% de los consumidores se aprovisionó con más productos ricos en carbohidratos (arroz, fideos, etc.), 37% hizo lo propio con las verduras y 27% manifestó abastecerse en cantidad de carne vacuna.

“Mientras en el segmento de nivel socioeconómico mejor acomodado (ABC1) solo un 13% compró carne en cantidad para encarar su período de cuarentena, en el nivel más bajo (D1D2), el 31% manifestó abastecerse con abundante cantidad de carne para afrontar el desafío”, destacó Bifaretti al presentarlo.

Según el trabajo, sólo un argentino de cada 10 manifestó algún problema puntual con el abastecimiento de carnes y sobre todo en supermercados, el resto no ha tenido inconvenientes o no se ha fijado sobre esta cuestión.

Comparado con otros alimentos (verduras, harinas, aceites, etc.), la gente advirtió mayores problemas de abastecimiento en estos casos en el inicio del confinamiento, indicó el Ipcva.

Ante la consulta sobre qué se busca principalmente al momento de comprar carne vacuna, a la variable prioritaria de relación precio/calidad, le sigue la confianza en el punto de venta y por último la cercanía del negocio y la practicidad para cocinar.

En cuanto a las edades de los compradores, si bien 40% de la población manifiesta que el precio es la variable más importante durante la compra, baja a 33% en la generación de los millenials (26 a 35 años), que otorga mayor influencia a la calidad durante la compra.

Antes de la pandemia, la mitad de los compradores argentinos de carne vacuna hacía compras más o menos frecuentes y la otra, más esporádicas.

Ahora, “se va menos seguido a comprar carne y eso se nota en la estadística de la encuesta realizada por internet a más de mil personas”, resaltó el Ipcva.

Si bien los hombres no modifican sustancialmente su frecuencia de compras comparando con la situación previa al Covid-19, las mujeres han espaciado sus compras resguardando más su integridad física y atenuando el peligro de contagio.

Según las distintas regiones del país, es más marcada la disminución de la frecuencia de compra en el interior de Argentina, a diferencia del Gran Buenos Aires.

Finalmente, se advierte un crecimiento incipiente de la modalidad de compra online, pero por el momento solo 2% de las compras, concluyó el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *