Gobierno bonaerense ratificó que no habrá apertura de comercios para atención al público en AMBA

Municipio_Quilmes_2020

El gobierno bonaerense ratificó ayer que no habilitará la apertura de comercios para atención al público en la zona del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) ni en ciudades con más de 500 mil habitantes, en respuesta a una serie de pedidos de excepción para actividades y servicios de diversos distritos de la provincia.

En un documento, el gobierno de Axel Kicillof consignó que “no se habilitarán” una serie de “actividades comerciales y de servicios para atención al público en locales comerciales del AMBA y otros aglomerados de más de 500.000 habitantes”,

Entre ellas, citó los servicios de alojamiento, de peluquería y estética, venta minorista de productos textiles, prendas y accesorios de vestir; calzado, juguetes, artículos de esparcimiento y deportes, que sólo podrán hacerlo por venta telefónica o por canales electrónicos, con entrega a domicilio.

Una modalidad similar regirá para los servicios de comidas y bebidas que podrán hacerlo sólo por entrega a domicilio o retiro en el local.

Kicillof afirmó por Twitter que “ante las versiones de flexibilización de las excepciones de actividades del aislamiento en PBA aclaramos: las condiciones ni se flexibilizaron ni se hicieron más rígidas, simplemente el comunicado sistematiza lo anunciado en conferencia de prensa dada la diversidad de pedidos”.

“En los municipios de baja incidencia viral, las excepciones se autorizan a pedido de los Intendentes y mientras no haya cambios epidemiológicos. En AMBA solo se autorizarán, a pedido de los Intendentes, las industrias, la pequeña obra local y algunos comercios de cercanía”, agregó.

Dijo además que “en cuanto a las solicitudes pertenecientes a AMBA, el Gobierno de la Provincia recibirá los pedidos, analizará los protocolos y, en caso de corresponder, los elevará para su aprobación al Gobierno Nacional”.

“Lo que tiene que quedar claro es que determinados rubros: peluquería y estética; venta minorista de productos textiles; prendas y accesorios de vestir; calzado; juguetes; artículos de esparcimiento y deportes; hoteles; bares y restaurantes; NO serán habilitados en AMBA”, destacó.

Precisamente en el documento se detalló que “se analizará la excepción al ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio) para la mayoría de las actividades comerciales de cercanía, siempre y cuando se cumplan todos los parámetros epidemiológicos y sanitarios requeridos por la normativa nacional y provincial”.

Además, deberán presentarse “estrictos protocolos sanitarios y de funcionamiento; que se verifiquen las posibilidades de fiscalización por parte del distrito y se asegure que la apertura de los locales comerciales sea operada por sus propios dueños o con empleados y empleadas locales”.

El gobierno sugirió además que la atención y entrega de los productos, de ser posible, se realice en la vereda de los comercios, sin necesidad de ingreso al local y con las medidas de distanciamiento social que correspondan.

Un esquema similar se aplicará a pedidos de excepción a la industria manufacturera y la construcción privada para lo que las empresas deberán garantizar el traslado de los trabajadores y trabajadoras, sin utilización del servicio público de transporte de pasajeros.

En los fundamentos, se precisó que “a partir de la heterogeneidad existente a lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires en materia productiva, sanitaria, de densidad de población y de factores de riesgo, el Gobierno provincial ha tomado una serie de definiciones generales ante los pedidos de excepción a actividades y servicios”.

Se explicó que esas definiciones responden a la aplicación de un sistema a través del cual se realiza un abordaje diferenciado y localizado de las medidas de gobierno para cada uno de los distritos de la Provincia a partir del cual el ministerio de salud analizó la cantidad de casos confirmados y sospechosos y el número de fallecimientos por coronavirus.

Según se informó, esos datos “han sido cruzados con las características sociodemográficas de cada uno de los distritos, en los que se evaluó la población con necesidades básicas insatisfechas, el hacinamiento crítico, la cantidad de adultos mayores y la movilidad de personas, tanto inter e intramunicipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *