Invertiran más de 38 millones en obras de agua potable para Villa Itatí

Municipio_Quilmes_2020

El Municipio de Quilmes informa que con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos y las vecinas del barrio Villa Itatí, en el marco del plan de obras de agua potable para distintos sectores del distrito, articulado entre la Comuna y la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), a través de la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza y la titular de AySA, Malena Galmarini, y el Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU), continúa la ejecución de distintas obras.

Una de ellas es la denominada Refuerzo Avellaneda, un refuerzo de la red primaria de agua potable para Bernal y Villa Itatí, que está financiada por el OPISU y está siendo ejecutada por la empresa AySA. El frente de obra está ubicado en Belgrano y Alem, en Bernal y desde hace un par de semanas se está trabajando, en una tarea que avanza a buen ritmo, por Belgrano hasta la calle Comandante Franco y por allí hasta Chacabuco, para empalmar con el ramal Ayacucho y luego conectar con el barrio Villa Itatí (los cortes de tránsito son temporales).

Este refuerzo de la red primaria de agua potable cuenta con una inversión de 38.835.163,76 pesos y tiene un plazo estimado de obra de seis meses. Esta tarea le va a dar mayor presión y caudal de agua a Villa Itatí, que contará con 95 canillas comunitarias, de las cuales, los habitantes del barrio podrán proveerse de agua potable.

Restaría hacer un proyecto de red secundaria dentro del barrio, es decir, una red para que cada vecino y vecina tenga su conexión domiciliaria y no tenga que acudir a una red de canillas comunitarias. Eso se está trabajando junto con el OPISU y con AySA en un proceso para que definitivamente haya agua en el barrio y no una solución parcial y de mucha desigualdad como las canillas comunitarias, que es lo que propuso la gestión anterior.

A su vez, en referencia al tema de las canillas comunitarias, es una obra que también está financiada por el OPISU pero es ejecutada por la Dirección Provincial de Agua y Cloacas (DIPAC), dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires.

Esta red de canillas comunitarias está por completarse y contará con 95 canillas, todas colocadas y operativas. Ya se hizo el lavaje de cañerías y la prueba de turbiedad y de cloro, que dieron resultados positivos, trabajo que estuvo a cargo de la empresa AySA, que ahora deberá concretar la prueba bacteriológica para que estén operativas.

En tanto, solo quedaría reparar algunas canillas que no cortan o tramos que están obturados, que es una tarea que ya se está cerrando. El proyecto original era de 95 canillas pero la gestión Martiniano Molina dejó simplemente instaladas (sin funcionar) 74. La obra se paralizó y abandonó en agosto 2019, por lo que en la actual gestión de Mayra Mendoza se retomó el trabajo y se hizo la conexión al tanque cisterna que alimenta la red de canillas. Por este motivo, el OPISU está detrás de que la empresa ejecutora complete la totalidad de las 95 canillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *