Municipio_Quilmes_2020

Este fin de semana fuimos testigos de la explosión en los barrios populares de casos de COVID-19, Villa Azul, más de 80 casos. Esta situación demuestra algunas cosas: La primera es que el programa DETeCTAr SIRVE; y la segunda, se reaccionó con posterioridad al pedido de muchos de los vecinos.
Es cierto también que ni la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, ni nadie en la política del país ni del mundo, se preparó para una situación como el COVID-19.
Pero esto tiene que servir para abrir el paño político y la decisión a las organizaciones sociales en comités barriales e intensificar el Programa DETeCTAr, redoblar esfuerzos, pero ser menos voluntaristas y tener objetivos claros en lo territorial. Ser más que una organización política. Ser Estado.
La territorialidad se construye o se la suma a un proyecto, en particular en este tiempo. Ganarle al COVID-19 salvando vidas hará que se salga fortalecido políticamente.
Eso se hace escuchando los pedidos sin hacer elucubraciones de acumulación por parte de otro frente a la agrupacion a la que pertenece la intendenta Mayra Mendoza, ya que ella está más allá de eso. Es la conducción política de 800 mil habitantes y líder política de uno de los territorios más importantes del conurbano bonaerense.
Villa Azul debería ser nuestro punto de crecimiento en una política más de organización que de voluntarismo militante. Habrá errores, seguramente… Es un escenario nuevo y desconocido en el mundo. Todo es nuevo y angustiante.

Pero deberán ser claras las políticas públicas y férreas las decisiones.
Hacer caso a las autoridades y decir lo que pueda aportar.
El medio pelo argento está dispuesto, por odio, a buscar la derrota como peones de una dirigencia de la derecha vernácula. Y buscan que fracase esta cuarentena.
Ser más contundentes con los que no la respetan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *