“Villa Azul, y los barrios nos impone una democracia que profundice los derechos sociales”

image_pdfimage_print
Municipio_Quilmes_2020

Por Alejandro Vassallo

Quiero con esta nota comentarles cual es la situación en el Barrio Azul, yo vivo enfrente y lo conozco bastante bien, hace ya muchos años he participado en las instituciones de este barrio. La situación que nos toca vivir hoy es muy delicada y creo que no es el momento para discutir por qué se construyó viviendas y se urbanizó solo el sector de Avellaneda. No me voy a meter a opinar si aislar la Villa es lo correcto o no, lo que sí veo con mis propios ojos es que se están atendiendo todas las necesidades de la gente, con algunas desprolijidades pero con la intención de frenar la propagación del virus y que la gente lo pase lo menos mal posible,  dónde el recurso más valorado es el humano,con muchos colaboradores repartiendo alimentos,comida y muchos elementos más, la solidaridad de la sociedad que conoce la Villa y saben que no es un antro de chorros y delincuentes y con la presencia de las distintas áreas del estado municipal y provincial.

Estoy viendo por muchos medios masivos de comunicación una intención de generar bronca , descontento , incertidumbre y generar un clima anti cuarentena, como si priorizar la vida es cercenar la libertad, acá  en la Villa se puede circular y la persona que tiene que salir por cuestiones de salud o de fuerza mayor lo puede hacer.Buscan atacar la política , seguir dándole a la militancia una connotación negativa y lo más grave en estos tiempos es el cuestionamiento a los infectólogos que están asesorando a los distintos gobiernos.

Serìa muy ingenuo pensar q esos grandes medios de comunicación solo cometen errores involuntarios en su función de informar,creo que generan opinión pública según sus intereses políticos y económicos, podríamos decir que en muchos países ocurre esto y que hasta cierto punto es parte de la democracia que tenemos, lo que me preocupa es que lo hagan en medio de una pandemia donde todos tendríamos q tener el mismo enemigo dónde la grieta sea de un lado toda la sociedad y del otro  lado el  maldito virus.La realidad es que para algunos sectores que  están del otro lado de las grietas históricas que tenemos como sociedad el maldito no es el virus sino el populismo como la explicación de todos nuestros males. Lo que está pasando en la Villa Azul  y otros barrios  es la falta de conciencia de muchos derechos en nuestra cultura,tenemos que conformarnos con las sobras según la teoría del derrame y de la mano invisible del mercado, estos medios de comunicación funcionan para que nos olvidemos de los derechos, naturalizando la pobreza y poniendo el derecho de la libertad como el único posible, como si este solo  garantizará a los demás. La verdadera y única democracia posible es aquella que garantiza derechos como a una vivienda, trabajo,salud, educación como las principales , solo con la libertad no resolvemos la desigualdad y las injusticias .La única herramienta es la política sin estar subordinada a la economía ni a los grupos con poder.El futuro después de la pandemia tiene que ser una democracia con más y mejor política, es lo único q puede garantizar nuestros derechos de que no nos mate no otro virus sino esta economía que hoy manda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *