La “manada” no tendrá encarcelados y el fiscal dijo que fue un “desahogo sexual”

Municipio_Quilmes_2020

Los cinco jóvenes señalados como “la manada de Chubut”, que habían sido acusados de violación grupal de una chica de 16 años en 2012 en Playa Unión, no tendrán pena de prisión ya que el fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, disminuyó la calificación de “abuso con acceso carnal” a “abuso sexual simple” y consideró que se trató de un “accionar doloso de desahogo sexual”.

l fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, aceptó el pedido de la defensa de los cinco imputados y ninguno de ellos, con la nueva calificación, será encarcelado.

La medida judicial que trascendió en medios chubutenses fue confirmada a Télam por los penalistas que intervinieron, aunque pidieron estricta reserva por otro fallo que con anterioridad estableció la restricción de brindar los nombres de los imputados, todos de conocidas familias de Trelew y Puerto Madryn, algunos menores al momento de los hechos.

Dos de los imputados habían sido sobreseídos porque eran menores de edad y los tres restantes admitieron haber cometido “abuso sexual simple”, es decir “manoseos y tocamientos pero sin acceso carnal” por lo que irán a juicio abreviado en el que se aseguran una pena menor a tres años, es decir de prisión en suspenso.

Uno de los abogados defensores que aceptó dialogar con Télam a condición de no revelar su identidad explicó que “el episodio fue denunciado 6 años después de ocurrido y la chica asegura que no se acuerda de nada, con lo que no hay forma de acreditar el supuesto delito y todo queda en la palabra de uno contra la del otro”.

Colectivos feministas expresaron su repudio a través de las redes sociales al trascender el fallo y la expresión que empleó el fiscal al fundamentar su medida y establecer que no se trató de un abuso agravado sino de un “accionar doloso de desahogo sexual”.

En un comunicado institucional que emitió la fiscalía justificó la expresión y aclaró que “el abuso sexual es justamente una conducta que busca el desahogo sexual del autor sabiendo que lo hace sin el consentimiento de la víctima, que va a cometer una ataque sexual, que se trata de un delito, y consciente de ellos avanza sin consideración del daño que va a provocar en esta”.

“Eso es dolo”, aclara el pronunciamiento del ministerio público y “por eso, en el contexto de una exposición, el uso de la frase ‘desahogo sexual doloso’, resume lo que escribimos en varios renglones fundamentalmente si se hubiera utilizado en el contexto de audiencias o escritos reservados a los que solo debieran acceder profesionales del derecho”.

El caso transcurrió en estricto hermetismo hasta ahora porque a las características de reservas del caso que impone la presencia de menores se sumó el aislamiento por la pandemia que redujo la actividad judicial y desvió la atención pública hacia otros temas.

Si bien los hechos ocurrieron en 2012, la causa se inició recién hace un año cuando la joven identificada como SAVD aceptó radicar formalmente la denuncia que hasta ese momento había descrito solamente a través de su cuenta en Facebook.

Según lo que la joven describió en su momento “habíamos ido una fiesta a la casa de RV y a poco tiempo de llegar perdí la conciencia y es ahí cuando una de mis amigas me encontró en una habitación siendo abusada por un grupo de cuatro varones (EQ, LDV, LM, RV) mientras JP era testigo y TS sostenía la puerta evitando que entre alguien o que pueda salir”, contó.

La joven -hoy mayor- asegura que cuando reaccionó “estaba en estado de shock y como estaba desnuda” buscaron su ropa, “que estaba desparramada en la habitación oscura y llena de camas donde sucedió la violación”.

“En ese momento -prosigue- el dueño de la casa echó a todo el mundo de la fiesta al grito de que no cuentan nada. Al volver a (Puerto) Madryn tuve un intento de suicidio, me encontraron mi mamá y mi papá y les conté lo que pasó, me llevaron al médico e hicieron el protocolo para la atención integral de la víctima de violencia sexual”.

La primera audiencia se realizó el 1 de agosto del año pasado y a poco de comenzar la investigación uno de los señalados (JP) fue desvinculado por haber sido ajeno al episodio aunque estuvo en la escena.

Repudio

Diputadas, funcionarias y referentes de distintos espacios políticos, sociales y sindicales repudiaron al fiscal que cambió a “abuso sexual simple” la calificación con la que se investigaba una “violación en manada” perpetrada en la ciudad chubutense de Rawson y, en especial, rechazaron la figura del “desahogo sexual” con el que el fiscal intentó justificar su decisión.

Mientras que los hashtags #DesahogoSexual y #ViolaciónEnManada escalaban en Twitter, la investigadora, socióloga, historiadora y feminista argentina Dora Barrancos dijo a Télam: “es un desquicio esa decisión del fiscal, es totalmente desapegado del sentido común que se va construyendo en la mentalidad de buena parte de operadores de la justicia, y seguramente va a prosperar un pedido de juicio político para este funcionario”.

“Ni lo más articulado y resistente del patriarcado de hoy en las canteras del poder judicial puede estar de acuerdo con este fallo, es absolutamente contrario a derecho”, aseguró.

La senadora del Frente de Todos por la provincia de Chubut, Nancy González, expresó a esta agencia su “enérgico repudio” a la decisión y exigió que “se dejen de vulnerar de una vez por todas los derechos de las mujeres y se piense en la víctima a la que le arruinaron parte de su vida”.

La senadora del Frente de Todos por la provincia de Río Negro, Silvina García Larraburu, afirmó en diálogo con Télam que “Fernando Rivarola no puede formar parte del sistema judicial argentino, además de carecer de perspectiva de género, carece de humanidad; considerar que la violación que perpetra un criminal es un “desahogo sexual” parece salido del medioevo o de un régimen no democrático”.

La diputada del Frente de Izquierda, Romina del Plá, declaró a esta agencia que “el fiscal Fernando Rivarola viene a sellar la impunidad de este aberrante crimen de los “hijos del poder”.

“Chubut es la cuarta provincia con más femicidios de país. Los “Rivarola” son la cobertura política, estatal e ideológica, que garantiza que esta barbarie se siga extendiendo”, completó.

La diputada de Consenso Federal, Graciela Camaño, dijo a Télam que esa interveciön del fiscal “es increíble”.

“No pueden integrar el servicio de justicia los cavernícolas. Argentina tiene ley de victimas, ley Micaela, el femicidio como delito agravado. No se puede desconocer el sentido de las normas y seguir siendo parte del servicio de justicia”, apuntó.

Por su parte, la diputada del Frente de Todos, Claudia Bernazza, afirmó que “resulta inconcebible que a esta altura de los acontecimientos, y justo en un día como este en que las mujeres argentinas dieron un ejemplo al mundo con la movilización de 2015 en contra de los femicidios y la violencia contra las mujeres, aparezca una cosa así”.

“La presencia de esta cultura patriarcal en los poderes públicos supone ya una responsabilidad mayor porque quienes tenemos responsabilidades públicas y marcamos la vida de los demás y formamos cultura cívica”, añadió.

En tanto, la ex gobernadora bonaerensa María Eugenia Vidal tuiteó: “Esto no es justicia; es machismo en su máxima expresión”.

En tanto la diputada del Pro Karina Banfiseñaló que “es un día de reflexión para todas las argentinas, es un año más de Ni Una Menos, llevamos mas de 1.500 femicidios a manos de violencia machista y hoy nos tenemos que enterar que el fiscal Rivarola quiere atenuar una violación en manada hablando de ‘desahogo sexual’, así no hay justicia y nos vuelven a violentar o a revictimizar ante episodios como este”.

“Evidentemente este fiscal no paso por el curso de la ley Micaela o no aprendió nada del mismo”, completó Banfi.

A su vez la diputada del Frente de Todos Cecilia Moreau dijo que “violaron en grupo a una nena y quedan libres porque el fiscal Fernando Rivarola lo califica de desahogo sexual. Queda claro de qué hablamos cuando hablamos de justicia patriarcal”.

La diputada del Frente de Todos María Rosa Martínez dijo que “es vergonzoso, repudiable y machista; vuelve a revictimizar a la chica y no entiende que no somos propiedad descartable desechable. Juicio y Castigo”.

En el mismo sentido se expresaron las diputadas del Frente de Todos Carolina Gaillard -“me sumo a las voces de repudio”- y Gabriela Estévez -“como mujer y como militante política y feminista siento la verdad una profunda angustia y bronca”-.

La Asesora General Tutelar porteña, Yael Bendel, destacó que usar la frase “desahogo sexual” da cuenta de la falta de perspectiva de género y de infancia que tiene el fiscal Rivarola.

“El fiscal debería rectificarse inmediatamente y que se evalué si es idóneo para perseguir delitos tan aberrantes como lo es el abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *