La Provincia de Buenos Aires acompaña a familia de joven asesinado por policía

Municipio_Quilmes_2020

La Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires acompañó y brindó asesoramiento legal a la familia de Alan Maidana, un joven de 19 años que fue asesinado de un balazo en mayo pasado en la localidad bonaerense de Berazategui por un efectivo de la Policía Federal, se informó oficialmente.

Las gestiones de la Subsecretaría dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos se realizaron en articulación con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en el marco de las acciones conjuntas en el fortalecimiento de las políticas contra la violencia institucional, y en particular, contra el abuso policial y el gatillo fácil.

El crimen de Maidana se produjo el 24 de mayo pasado alrededor de las 6.45 en la avenida Florencio Varela y calle 114, en Berazategui, cuando el joven se encontraba con un grupo de amigos a la salida de un cumpleaños.

En ese momento, según la investigación que lleva adelante el fiscal Daniel Ichazo, un menor de edad arrojó una botella sobre el vehículo del agente de la Policía Federal (PFA) Germán Bentos, quien realizó varios disparos con su arma reglamentaria.

Según las fuentes, uno de los proyectiles impactó en el cuerpo de Alan, ocasionándole la muerte.

El fiscal Ichazo solicitó la detención del agente policial, dispuesta posteriormente por el Juzgado de Garantías 4 de Berazategui.

La Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional de la Subsecretaría de Derechos Humanos tomó conocimiento de lo ocurrido el 28 de mayo último y de inmediato el director del área, Ignacio Álvarez, estableció comunicación con el fiscal Ichazo y envió un oficio a la UFIJ solicitando se informen las actuaciones llevadas a cabo, oficio que fue respondido de inmediato.

La directora del área, Eliana Morrone, se comunicó con el padre de Alan, Matías Maidana, para poner al organismo a disposición para asesorar y acompañar a la familia a través de los equipos interdisciplinarios con los que cuenta la Subsecretaría.

El padre de la víctima aceptó el acompañamiento y relató que Alan vivía en la casa familiar con sus padres y sus hermanos de 17, 14 y 8 años, quienes afrontan la pérdida en familia.

Para el proceso judicial que se inició tras la muerte de su hijo mayor la familia cuenta con abogado particular; en tanto la subsecretaría ofreció acompañamiento tanto desde la perspectiva legal como desde la psicológica y social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *