La cotidianidad trans en el nuevo filme de José Celestino Campusano

Municipio_Quilmes_2020

Morena Yfrán protagoniza “Bajo mi piel Morena”, cinta que refleja su vida y que, bajo la dirección de José Celestino Campusano, aborda la cotidianidad de varias chicas trans, lejos de los prejuicios y estereotipos y más cerca de los deseos y anhelos reales que, aseguró, no se ven “en ningún lado”.

“Más allá de ser una chica trans, soy una persona con expectativas y sueños en la vida y eso no está reflejado en ningún lado. Eso fue lo que me impulsó y es lo que me pasa a mí siendo travesti. Fue muy lindo hacer la película porque sentí que el director me escuchaba y se interesaba por quién era yo”, explicó Yfrán en una entrevista con Télam de cara al estreno del filme, este jueves a las 22 por Cine.ar TV.

La nueva cinta de Campusano se podrá ver también el sábado a las 22 por la misma señal de cable y desde el viernes en la plataforma Cine.ar Play, gratis durante una semana.

Morena se interpreta a sí misma en una historia que la cruza con su prima Miriam y su amiga Claudia (personajes basados en contactos de Yfrán), quienes luchan desde sus lugares por vivir con libertad.

Morena trabaja en una fábrica, Claudia es docente y Miriam se prostituye para, sobre todo, poder ayudar a su familia.

Yfrán y Campusano se conocieron durante el rodaje de Fango (2010) y a partir de allí se mantuvieron en contacto para hacer esta película.

“Yo quería contar mi historia a partir de lo que él entendía que era ser travesti. El tenia una noción, y al contarle parte de mi historia entendió que no era lo que él pensaba. Él me fue preguntando y elaborando su película. Algo diferente”, explicó la intérprete.

La cinta, justamente, se aleja de los estereotipos. Queda muy lejos de la transexual que recurre al sexo para sobrevivir o que siempre está en el lugar de la víctima; en vez de eso las ubica en un escalón de dignidad, persiguiendo, cada una y a su manera, los sueños que las pueden llevar a la felicidad.

“Muchas veces nosotras inconscientemente nos ponemos en plan de víctimas, por lo que nos pasó y las luchas que llevamos adelante. José decidió mostrar otra cara de qué es ser travesti y le gustó. Por mi parte, siempre trabajé en una fábrica, lo cual me costó un esfuerzo enorme. Fui construyendo mi identidad en el laburo. Al heterosexual le cuesta ver que la otra persona salga de lo ‘normal’. Ese fue un trabajo muy importante y a José le gustó”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *