Watson, Fernández y Kicillof inauguraron la obra de ampliación en la Unidad Penitenciaria N°32 de Florencio Varela

Municipio_Quilmes_2020

El Mandatario comunal -Andrés Watson- junto al Presidente de la Nación -Alberto Fernández- y el Gobernador bonaerense -Axel Kicillof- protagonizaron la apertura oficial de un nuevo sector perteneciente al predio de la Unidad Penitenciaria N°32, ubicada en la localidad de La Capilla.

El intendente junto a la máxima autoridad provincial -acompañados por el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, Julio Alak- recorrieron el flamante Modulo 1 integrado por un Salón de Usos Múltiples, un área de capacitación compuesta por aulas para dictar talleres más el ámbito de alojamiento de los reclusos.

El nuevo complejo, dentro de la mencionada unidad, permitió ampliar la capacidad existente e incorporar 144 cupos. Las mejoras infraestructurales fueron ideadas como parte de una iniciativa global para optimizar las condiciones intracarcelarias y promover la reinserción social de los detenidos.

“Trabajamos en una mejor política carcelaria, fundamentalmente, con el foco puesto en la reinserción. Asumimos la misión de modificar el presente para construir un gran futuro con personas reeducadas que puedan reincorporarse a la sociedad”, reflexionó Watson quien además remarcó la labor articulada entre los diferentes estamentos gubernamentales para cumplir objetivos congruentes.

“Muchas gracias Alberto, Axel  quienes respaldados por sus equipos demostraron preocupación hacia los varelenses, bonaerenses y todos los argentinos mediante acciones tendientes a mejorar la Justicia, el sistema sanitario o en este caso el servicio hacia las personas privadas de su libertad”, remarcó.

El Primer Mandatario Nacional- Alberto Fernández- participó mediante una videoconferencia desde la residencia presidencial ubicada en Olivos. En ese contexto, recordó que los Tribunales Superiores de la Provincia de Buenos Aires declararon una catástrofe humanitaria en el sistema carcelario bonaerense hacia fines del 2018. Por ese motivo, consideró trascendental la intervención para  generar las “condiciones humanitarias que la sociedad moderna reclamaba”.

“Necesitamos que quien esté soportando el castigo del encierro pueda prepararse para el día en que vuelva a estar libre. Para ello debemos evitar un hacinamiento tal que animalice y promover la capacitación permanente para encontrar un futuro diferente”, afirmó.

En sintonía, Kicillof subrayó la implementación de una política integral con una visión global sobre la seguridad. “Nuestro deber es garantizar que cuando alguien cumple la condena, pueda tener un lugar distinto donde regresar antes de iniciarla”, describió.

“Desde el Poder Ejecutivo no definimos la libertad ni quien recibe una condena porque es una ocupación del Sistema Judicial. Lo que sí debemos hacer es dar determinadas condiciones, a través del servicio penitenciario, a quienes permanecen recluidos hasta que se resuelva su situación”, especificó el Gobernador.

Módulos sanitarios   

La mencionada inauguración forma parte del “Plan de Infraestructura Penitenciaria” en el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia”. En la estrategia diagramada, incluyeron la edificación de un Hospital Modular con 72 camas.

El edificio sanitario fue diagramado como una construcción de 382 metros cuadrados con 24 habitaciones individuales, 8 baños, servicio de laboratorio, sala de rayos y ecografía, camas de terapia intensiva, unidad de diálisis así como el respectivo equipamiento e insumos.

“Quiero destacar que las obras brindan una solución a una cuestión de salud pública. Sólo teníamos 57 plazas de internación y, ante el avance de la pandemia, se tomó la decisión de financiar estos 15 nuevos hospitales”, narró Alak quien insistió en la importancia de disminuir la sobrepoblación.

“Teníamos 42.000 internos y solamente 24.000 plazas o 30.000 con capacidad adaptada, es decir con un déficit mínimo de 18.000 plazas. Esto fue lo que clasificó la Cámara de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires como una catástrofe”, enumeró.

“Cada una de estas construcciones, además de contar con el equipamiento necesario para afrontar la pandemia, garantizará el derecho a la salud. Las cárceles de mujeres, por ejemplo, contarán con equipamiento para realizarse estudios preventivos”, agregó Martín Gill, secretario de Obras Públicas de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *