Diabetes: hábitos saludables para prevenirla y/o regularla

Municipio_Quilmes_2020

En el marco de la contingencia actual, el Municipio de Florencio Varela, a través del área de Medicina Complementaria, dependiente de la secretaría de Salud, brinda a la población varelense, en esta ocasión, recomendaciones sobre la importancia de mantener una alimentación saludable y variada destinada a prevenir y/o regular la diabetes.

La diabetes, según el ministerio de Salud de la Nación, es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia). “Hay distintas clasificaciones de la misma: tipo 1, gestacional, lo que se conoce como intolerancia a la glucosa y la tipo 2. Ésta última es la más común y se presenta mayormente en adultos. Los factores predisponentes para que las personas la desarrollen son antecedentes familiares, sobrepeso, inactividad física, historia de glucemia alteradas, hipertensión, colesterol y/o triglicéridos altos, y obesidad”, explicó Carla Mora, especialista en nutrición, perteneciente a Medicina Complementaria.

En este sentido, dicha patología se puede controlar y/o regular. Los valores de criterio en diagnóstico para detectar una diabetes tipo 2 son los siguientes: “En ayuna mayor a 126 mg/dl, glucemia casual más indicios de la enfermedad superior a 200 y prueba de tolerancia oral a la glucosa por encima de 200”, aclaró la entrevistada. 

Alimentación saludable: la clave fundamental

Asimismo, de manera preventiva para evitar a llegar a tener síntomas de diabetes o prolongar su aparición de igual manera para las personas que ya padecen dicha patología, lo que la especialista sugiere es: “Priorizar los hidratos de carbono complejos (vegetales, cereales integrales, polenta, avena, legumbres, harina, fideos y arroz) y se aconseja no prevalecer los hidratos de carbono simple (azúcar refinada y sus derivados, frutas sin cáscara- jugos y exprimidos- y leche). Es así que es fundamental incorporar en la dieta diaria un contenido de fibra elevado (cereales integrales, salvado, semillas, lentejas, frutas con cáscara y verduras)”.

También, la entrevistada afirmó que “se sugiere consumir aceites de origen vegetal: canola, oliva, soja, girasol; además de frutos secos y palta; todos siempre en crudo”.  

En el otro lado de la balanza, Mora detalló que los alimentos que se recomienda evitar son las grasas saturadas: “Se encuentran presentes en las vísceras, fiambres, embutidos, manteca, quesos, crema de leche y frutos de mar”.

La importancia del ejercicio y la hidratación

La correcta nutrición e hidratación y el desarrollo de ejercicio físico son claves fundamentales para garantizar una buena calidad de vida. Por ello, según la especialista se recomienda ingerir un mínimo de dos litros de agua por día y hacer 30 minutos de ejercicio diario, siempre habiendo comido entre una o dos horas antes. “La importancia de la actividad física retarda la aparición de complicaciones, en especial las cardiovasculares, también es un beneficio ya que al entrar en ritmo los músculos esto permite que el organismo utilice mejor la glucosa, y disminuye la resistencia a la insulina”, dijo la entrevistada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *