Caso Báez: El juez Casanello aceptó el juicio abreviado para los procesados por mentir sobre visitas a Olivos

Municipio_Quilmes_2020

El juez federal Sebastián Casanello aceptó el acuerdo de juicio abreviado y la condena a tres años de prisión en suspenso para dos falsos testigos que admitieron haber mentido cuando declararon haberlo visto en la quinta presidencial de Olivos a finales de 2015.

“No presentaremos objeciones al acuerdo, puesto que implica una declaración de certeza y ratificación de aquello que el doctor Sebastián Casanello denunciara desde un principio: que los imputados, reconocimiento de culpabilidad mediante, fueron los brazos ejecutores -instrumentos- de la maniobra fraudulenta para apartar a un juez federal de un caso grave sometido a su conocimiento”, sostuvo su abogado, Nicolás D’Albora, en un escrito presentado ante el Tribunal Oral Federal 3.

En el escrito de la querella del caso se advirtió, sin embargo, que “esta verdad acreditada es incompleta”.

“Continuaremos, en los tribunales correspondientes, en la búsqueda de la verdad en toda su dimensión, esto es, el juzgamiento de quienes instigaron a los aquí imputados a actuar como lo hicieron y quienes hubiesen resultado beneficiarios si el objetivo espurio de apartar al doctor Casanello hubiese prosperado”, se agregó.

Se trata del acuerdo de juicio abreviado al que llegaron los dos procesados por falso testimonio agravado, Gabriel Corizzo y Carlos Scozzino, para evitar llegar a juicio oral por haber mentido cuando declararon que vieron a Casanello en Olivos mientras instruía la causa por lavado de dinero al empresario Lázaro Báez.

En base a esta supuesta visita a la expresidenta Cristina Kirchner que el magistrado siempre desmintió, Báez pidió sin éxito apartarlo del caso.

Los dos acusados, que admitieron que mintieron, pactaron una condena de tres años de prisión en suspenso con la fiscalía de juicio y el acuerdo deberá ser homologado por el Tribunal Oral Federal 3, que de manera previa dio vista a Casanello como querellante.

Según el requerimiento de elevación a juicio, Corizzo se presentó en los tribunales federales de Retiro para declarar bajo juramento de verdad haber visto a Casanello en la “quinta presidencial de Olivos, cuando tal evento nunca ocurrió”.

Poco después, Scozzino se presentó también para declarar haber visto al juez en Olivos, en una antesala, esperando para reunirse con la entonces Presidenta de la Nación, algo que según se dio por probado en una investigación judicial, no sucedió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *