La construcción de alcaidía, amotina la “ranchada política”

Municipio_Quilmes_2020

El proyecto provincial de la construcción de nuevas alcaidías en la provincia de Buenos Aires, donde Quilmes es uno de los distritos elegidos para una de estas unidades de detención, ha generado un fuerte repudio tanto de la oposición vernácula como de agrupaciones dentro del peronismo . Caballito de batalla que será noticia en los próximos tiempos y un comienzo de la lucha electoral 2021.
Desde la derecha local (Juntos por el Cambio), tanto concejales Maru Sotolano (PRO), como los diputados Fernando Pérez (UCR) y Guillermo Sánchez Sterli (PRO) argumentan que es traer más problemas a la ribera quilmeñ, que respuestas positivas, fundamentando “que más que una cárcel habría que llevar proyectos productivos”.
Estos mismos que cuando fueron funcionarios del distrito jamás presentaron ni propusieron esto que reclaman.
Desde el oficialismo argumentan la importancia no sólo en la función que está alcaidía en sí, sino que traería una obra de infraestructura que daría mejor servicio al barrio. Luminarias, asfalto, cloaca y seguridad. En off muchos funcionarios argumentan que sería poner fin al crecimiento de tomas de terrenos por parte de algunas bandas de narcomenudeo.
Un dato no menor es la descompresión de las comisarías de detenidos y así la policía se dedicaría a la prevención y represión del delito, su función y no al cuidado de presos que viven en condiciones infrahumanas en las dependencias policiales.
También la derecha local fundamenta su oposición a la construcción que está unidad penitenciaria a la larga se transformará en un penal con superpoblación. Es dramático, aquellos que superpoblaron penales y comisarías en la “Administración Vidal” y que no pusieron un sólo peso para resolver esta situación.
Es cierto que la expropiación de las parcelas van a beneficiar a alguien que la cobrará seguro, aún no aparece el dueño de las parcelas ya que no aparece su nombre en los papeles de servicios o tasas, recordemos que esa zona tiene mucho testaferros de políticos y ex funcionarios, entre ellos ello un ex senador provincial, un ex secretario y concejal comunal familiar directo del intendente saliente y un funcionario provincia de Medio Ambiente ya fallecido.Tampoco sabremos quienes la construirán, hay diez años para realizar la obra, la licitación la llevará adelante el ministerio a cargo de Julio Alak, quien este último martes expuso este tema en la comisión correspondiente en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, cuyo presidente es el quilmeño “PRO”,Guillermo Sánchez Sterli.
Volviendo a la licitación sería importante que políticamente la intendenta Mayra Mendoza articule para que sea una empresa local quien pueda acceder a dicha obra y que por lo menos el 80% de los trabajadores sean quilmeños, y dentro de ese porcentaje gran parte sea de la propia ribera, ese si sería un importante hecho político de gran impacto.
Aquí el proyecto de Ley:

proyecto-ley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *