“Rapsodia bohemia”, el tema que consagró a Queen, cumple 45 años

Municipio_Quilmes_2020

Luego de tres discos en los que mostraba sus credenciales pero no le alcanzaba para acaparar la atención del público masivo, el grupo británico Queen lanzó el 31 de octubre de 1975 su canción “Rapsodia bohemia”, una compleja composición de su líder Freddie Mercury que consagraría de manera definitiva a la banda y se establecería como su creación más famosa.

La canción iba a ser publicada en el disco “A Night at the Opera”, que salió hacia fines de noviembre de ese mismo año y acabaría por ser considerado el más representativo de la agrupación, pero fue publicado antes en un simple con el tema “I´m in Love with My Car”, del baterista Roger Taylor, como cara B.

A pesar de su extensión de casi seis minutos, la ausencia de estribillo y las partes bien disímiles que presentaba, la aparición de “Rapsodia bohemia” llamó la atención de la crítica y la audiencia, que de inmediato la convirtió en un clásico.

Si bien se trataba de una época en la que el llamado rock sinfónico estaba en auge y el mestizaje con la música clásica era moneda corriente, hasta el momento nadie se había animado a incluir pasajes que remitieran a la ópera en sus creaciones.

Los anteriores trabajos de Queen tuvieron alguna incursión en ese sentido, en especial “Queen II”, pero esta canción de Mercury lograba la síntesis más perfecta al respecto.

Como su nombre lo indica, la composición presentaba seis secciones musicales bien diferenciadas entre sí, a saber: una introducción a capella, seguida de una balada, un solo de guitarra, el pasaje operístico, una sección rockera y un final que retomaba la melodía y la rítmica planteada en el segundo de los seis pasos.

A lo largo de esos seis minutos, la letra pareciera a simple vista construirse a partir de la narración de una persona que se arrepiente de un asesinato que cometió, con referencias a “Fausto” mediante la inclusión de algunos términos característicos en la sección operística.

La canción fue producida por Roy Thomas Baker, quien en un documental recordó la sorpresa que sintió cuando Mercury se la mostró por primera vez en un piano y en el momento culminante, frenó la interpretación para advertirle que allí comenzaba “la sección de ópera”.

Para su grabación, el técnico de sonido tuvo que superponer varias cintas grabadas por los cuatro integrantes del grupo en la que entonaban esa parte, con una presencia dominante de los agudos de Roger Taylor.

Tras su publicación, la canción logró imponerse más allá de las reticencias mostradas por los directivos de la compañía discográfica, a raíz de la complejidad de su estructura y de su extensión.

El tema fue acompañado de un videoclip promocional con imágenes basadas en la foto tomada para la portada del disco “Queen II”.

Y aunque su interpretación en vivo parecía imposible, el grupo salteó esa dificultad con una cinta que reproducía la sección de ópera, de modo que cuando llegaba el turno de esa canción, se abordaba como cualquier otra y se disparaba la grabación en esa parte, la cual era acompañada por un juego de luces sobre el escenario.

“Rapsodia bohemia” se convirtió en la pieza más característica de Queen, al definir su carácter musical, y erigirse como el momento culminante de los shows en vivo, al punto que el exitoso filme de 2018 que retrató la vida de Freddie Mercury fue nombrado de esa manera.

La canción de Queen fue retomada en diversas oportunidades por otras expresiones artísticas, como ocurrió en una escena del filme humorístico “Wayne´s World” (1992) y hasta una versión interpretada por Los Muppets.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *