Comenzó la mudanza de 128 familias al complejo Mundo Grúa

Municipio_Quilmes_2020

Se trata de habitantes de la Villa 21-24 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que vivían sobre la ribera del río Matanza Riachuelo. Las viejas viviendas serán demolidas para dar continuidad a la liberación del Camino de Sirga.

La mudanza que inició este jueves tiene como objetivo garantizar el acceso a un hábitat adecuado a parte de la población de la Cuenca, mejorar la calidad de vida de las familias, permitir la ampliación de la traza del Camino de Sirga y el acceso a la ribera del río Matanza Riachuelo.

Las 128 familias se mudarán de a diez por jornada y bajo un protocolo sanitario especial, en el marco de la pandemia de COVID-19, con participación del Instituto de Vivienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), ACUMAR, y la Defensoría General de la Ciudad.

Las y los trabajadores de la Coordinación de Intervención Social y la Coordinación de Hábitat y Planeamiento Urbano de ACUMAR acompañan a las familias, garantizando que los procesos se desarrollen en un marco de respeto por sus derechos y que se logre una adecuada apropiación del nuevo hábitat. Por su parte, trabajadoras y trabajadores de la Dirección de Salud y Educación Ambiental y del Gobierno de la Ciudad visitan previamente a las familias para acercar elementos para desratizar las viviendas que serán demolidas.

“Estamos muy contentos. En el barrio no teníamos servicio de boleta de luz, agua ni gas, es un cambio muy bueno para todos, más que nada para los chicos. Tenemos muchas expectativas”, afirmó el vecino Pedro César, minutos antes de ingresar a su nueva vivienda.

El complejo habitacional Mundo Grúa se encuentra ubicado a pocos metros de las antiguas viviendas y cuenta con todos los servicios básicos, así como el espacio suficiente para evitar situaciones de hacinamiento. Su construcción estuvo a cargo del Instituto de Vivienda de la Ciudad, con financiamiento del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación.

“La relocalización de estas 128 familias hará posible que se incorporen a la urbanización formal y que no vivan en situación de riesgo ambiental. Por otro lado, recuperamos parte del Camino de Sirga del Riachuelo y nos acercamos cada vez más a cumplir con su liberación total a lo largo de la Cuenca”, aseguró el director general de Gestión Política y Social de ACUMAR, Antolín Magallanes.

Durante abril, mayo y junio de este año, también se mudaron 229 familias de la Villa 21-24 al complejo habitacional Alvarado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *