NACIONALES, [ LA NOTICIA DEL DÍA ]

Nuevo revés judicial de la familia de Facundo para apartar a la jueza

Municipio_Quilmes_2021

La madre de Facundo Astudillo Castro, el joven que desapareció el 30 de abril pasado y su cadáver fue hallado en un cangrejal de la localidad de Daniel Cerri el 15 de agosto, recibió un nuevo revés judicial en su reclamo para apartar de la investigación a la jueza federal bahiense, a quien había acusado de haber sido parcial al denegar medidas de prueba para investigar a la policía bonaerense.

/El fallo
En un fallo al que tuvo acceso Télam, la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca rechazó hoy un pedido realizado por los abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto, que representan a Cristina Castro, para que sea apartada la jueza federal de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, y avaló el accionar de la magistrada, al señalar que actuó “en cumplimiento del deber constitucional”.

Para el juez de cámara Pablo Candisano Mera, que firmó en forma unipersonal, los abogados querellantes “no han logrado demostrar la existencia de elementos que abonen a la afectación de la garantía constitucional invocada, imparcialidad del juzgador, derivada del debido proceso legal y la defensa en juicio”.

La decisión de la cámara es un nuevo revés judicial que recibe la familia de Astudillo Castro, que ya intentó sin éxito separar de la pesquisa al fiscal federal de Bahía Blanca, Santiago Ulpiano Martínez, y ahora a la jueza Marrón.

Es que para la familia de la víctima, Facundo fue víctima del accionar de la policía bonaerense en un presunto caso de violencia institucional y hasta solicitó la detención de cuatro policías, pero tanto el fiscal como la jueza rechazaron sistemáticamente todos esos planteos.

El pedido de recusación de la jueza había sido realizado por los abogados que representan a Cristina Castro ante la supuesta “parcialidad” cuando el 15 de octubre pasado denegó diversas medidas de prueba solicitadas por la fiscalía con el fin de establecer si hubo responsabilidad de la policía bonaerense en el hecho.

Para la querella, con esa decisión, la jueza Marrón ejerció una “defensa corporativa de las fuerzas policiales bonaerenses” y también la acusaron de haber ordenado una investigación sobre el perito de parte Marcos Herrero y abierto una causa penal contra Peretto, uno de los abogados.

El argumento de la querella
En el planteo de recusación, los abogados de la madre de Facundo aseguraron que “el accionar (de la jueza) a través de diferentes situaciones, ha configurado la sensación de temeridad sobre la parcialidad y en consecuencia ha vulnerado la garantía de imparcialidad del juez, con jerarquía constitucional”.

Además, cuestionaron las resoluciones de la magistrada respecto al procedimiento de la policía bonaerense realizado tras el decreto de cuarentena por el coronavirus en las rutas de la provincia y rechazaron los argumentos con los cuales no hizo lugar a la recusación presentada del fiscal Ulpiano Martínez.

“Su actitud en cuanto a su labor jurisdiccional en estos autos ha ido cambiando. Podríamos ubicar el planteo de recusación a Ulpiano Martínez como un antes y un después en la presente causa. Conducta que está teniendo la magistrada y la consideramos temeraria por ser violatoria de principios con raigambre constitucional y de normativa internacional”, indicaba el planteo.

Los letrados también cuestionaron a la magistrada por haber considerado de manera “peyorativa” el trabajo de los fiscales Andrés Heim y Horacio Azzolín, quienes se sumaron a la pesquisa en agosto pasado.

Es que en octubre pasado, mediante una resolución en la que no hizo lugar a la mayoría de las medidas requeridas, la jueza Marrón consideró que la fiscalía “no parece orientarse a buscar la verdad” sino “solamente a compeler la responsabilidad policial” en el hecho y dijo que “la estrategia escogida por los acusadores se asemeja a una auténtica ´excursión de pesca´, lo que es inaceptable en un Estado de Derecho”.

La desaparición y muerte de Facundo
Facundo fue visto por última vez el 30 de abril pasado cuando salió de su casa de la ciudad bonaerense de Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca para ver a su novia.

Tras ser interceptado por la policía por violar el aislamiento social preventivo y obligatorio, nada más se supo de él hasta el 15 de agosto, cuando sus restos fueron hallados en un cangrejal de la localidad de General Daniel Cerri.

Su madre y abogados están convencidos de la responsabilidad policial en lo sucedido con Facundo, quien, según la autopsia, sufrió una muerte violenta por asfixia por sumersión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *