PROVINCIA

En pandemia se iniciaron más de 500 mil expedientes y se dictaron casi 300 mil sentencias

Municipio_Quilmes_2021

Más de 500 mil expedientes fueron iniciados y casi 300 mil sentencias se dictaron desde abril a noviembre último, en el ámbito de la Justicia bonaerense durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) decretado por la pandemia de coronavirus, informó la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

Según un informe dado a conocer ayer, durante ese período se efectuaron 19.069.323 trámites judiciales, el 74 por ciento de los realizados en el mismo período de 2019.

Además se registraron, al mismo tiempo, más de 12.172.584 notificaciones y presentaciones electrónicas, el 99,3 por ciento de las correspondientes al mismo ciclo del año pasado.

“Sobre el cierre de un año de excepción las estadísticas de gestión en la Administración de Justicia consolidan una tendencia de rendimientos equivalentes a los del año pasado”, precisó el comunicado del máximo tribunal provincial.

Según el relevamiento, en ese período ingresaron en todas las instancias 502.375 expedientes y se iniciaron en forma completamente digital 238.043 nuevas causas.

También se implementó el servicio web de turnos para acudir a tribunales y juzgados, asignándose más de 50.000 y se respondieron 270.021 consultas desde organismos judiciales de toda la Provincia a través de una innovación incorporada al servicio de la Mesa de Entradas Virtual (MEV).

Se realizaron 94.576 audiencias y reuniones de trabajo virtuales y se otorgaron 13.400 credenciales de acceso remoto, alcanzando un promedio de 8600 magistrados, funcionarios y agentes judiciales conectados diariamente.

La Suprema Corte dictó 5.316 sentencias y resoluciones, un 44 por ciento más que en el mismo período del 2019; en tanto los juzgados de primera instancia dictaron 277.461 sentencias y resoluciones; los tribunales de Alzada 73.047; y los Juzgados de Paz 49.267.

El total representa el 76 por ciento con respecto al mismo calendario del año pasado.

Avanzando en la normalización gradual de la actividad, se logró restablecer el servicio pleno de justicia en cabeceras departamentales, sedes descentralizadas y Juzgados de Paz, sin perjuicio de retrotraer el esquema en caso de agravamiento de las condiciones epidemiológicas.

Se extendió al fuero penal y de responsabilidad penal juvenil del régimen de audiencias presencial o remoto; se creó el Registro de Domicilios Electrónicos y se integraron los sistemas informáticos de la Administración de Justicia y el Ministerio Público, Augusta y SIMP, respectivamente.

La Corte bonaerense destacó además que se inauguró el Departamento Judicial Avellaneda-Lanús y se realizaron actividades de capacitación a distancia y videoconferencias en vivo con más de 14.000 participantes a través del Instituto de Estudios Judiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *