NACIONALES

En noviembre, la actividad industrial creció 4,5% y la construcción 6,2% interanual

Municipio_Quilmes_2021

La actividad industrial registró en noviembre una mejora de 4,5% en relación a igual mes del año pasado, mientras que la construcción creció 6,2% respecto, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, el nivel de actividad fabril de noviembre marcó un avance de 3,5% respecto a octubre, al tiempo que la construcción avanzó 7,2% en la medición intermensual.

De esta manera, cuando falta solo computar diciembre para tener el registro de un año signado por las restricciones para combatir la Covid-19, la actividad industrial acumuló una baja del 8,6% y la construcción un retroceso del 22,8%.

La suba del 4,5% en el Índice de Producción Industrial Manufacturero (IPI) en noviembre, revirtió la caída de 3,1% interanual de octubre. Sin estacionalidad, el indicador se ubica un 0,2% por encima del nivel de febrero (pre-Covid), la primera marca positiva desde el inicio de las medidas de aislamiento social dispuesta en marzo pasado.

En noviembre, en base al informe del Indec, registraron mejoras 10 sectores sobre un total de 16, liderados por Maquinaria y equipo (30,9%); Otros equipos, aparatos e instrumentos (30,9%); Minerales no Metálicos (15,3%); y Vehículos automotores (15,3%), que se recuperó de la caída de octubre.

Otros sectores que crecieron en noviembre tras caer en octubre fueron Madera, papel y edición e impresión (4,8%), Alimentos y bebidas (4,3%), Químicos (2,3%) y Metálicas Básicas (2,3%)

De los sectores que cayeron, todos desaceleraron la caída respecto de octubre. La mayor retracción se dio en Prendas de vestir, cuero y calzado (-19,6%), seguido por Otro equipo de transporte (-17,2%), Refinación de petróleo (-15,3% interanual). Las menores caídas se registraron en Productos de Metal (-4,6%), Productos textiles (-2,7%) y Productos de tabaco (-1,9%).

Además, en base a los resultados de la encuesta cualitativa que realizó el Indec a los empresarios del sector, el 29,7% de los consultados consideró que la demanda interna disminuirá hasta febrero inclusive, contra un 29,4% que prevé una suba, lo que representó un virtual “empate técnico” en lo que respecta a las proyecciones para el corto plazo.

En cuanto a las exportaciones, el 29,1% de los empresario prevé una disminución; contra un 21,4% que proyecta un aumento, mientras que el restante 49,5% no anticipó mayores cambios.

En lo que respecta al sector de la construcción, el Indicador Sintético de la Actividad de este sector (ISAC) marcó una mejora de 6,2% interanual en noviembre, con lo que alcanzó el mayor nivel desde septiembre de 2019 y el primer aumento interanual desde julio de 2018.

En base al informe del Indec, en la serie sin estacionalidad, la actividad de la construcción subió 7,2% intermensual y aceleró el crecimiento respecto a la mejora del 3,5% registrada en octubre, superando así en 16,8% el nivel pre-COVID -medido contra febrero pasado-.

Asimismo, la serie tendencia ciclo (estimación más estable), creció 3,5% mensual y lleva siete meses en crecimiento.

A pesar de la mejora registrada en noviembre, en los once primeros meses de 2020 el ISAC acumuló una caída de 22,8% respecto de igual período de 2019, alrededor de 17 puntos porcentuales menos que el derrumbe verificado en junio pasado en el sector, cuando el indicador marco una caída de casi 40% interanual.

En noviembre, crecieron de forma interanual los despachos de 8 de 13 insumos, entre los que se destacan mejoras en los rubros Placas de yeso (31,1%), Ladrillos (29,9%), Cemento (25,1%), Pinturas (15,1%), Cales (11,0%), Artículos sanitarios de cerámica (10,5%), Pisos y revestimientos cerámicos (6,2%) y Hierro y aceros (2,7%).

En los cinco insumos restantes, con resultado negativo, la caída fue encabezada por el rubro Resto -que incluye tubos sin costura- con una baja de 31,5%, seguido por Mosaicos graníticos y calcáreos (-19,6%), Asfalto (-15,4%), Yeso (-12,1%) y Hormigón elaborado (-7,1%).

En lo que respecta a la encuesta cualitativa a empresarios de la construcción, el 39,6% de los consultados que se dedican mayormente a la obra privada, consideraron que la actividad mejorar en los próximos meses; contra un 18,9% que anticipó una merma.

En el caso de la obra pública, el 35,7% de los empresarios proyecta un mejor nivel de actividad para el corto plazo, contra un 25,7% que prevé una disminución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *